"Mil demonios se me acercan/ Susurrando/ Himnos de alergia a la alegría". Con esta canción, "Mil demonios" arrancó ayer La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La M.O.D.A.) su esperado concierto en el SonRías Baixas. Un concierto lleno de himnos vitalistas y reivindicativos, una sucesión de más de una veintena de temas donde no faltaron "Una canción para no decir te quiero", "PRMVR", "Vasos vacíos", "Quién nos va a salvar", "Miles Davis", "Los hijos de Johnny Cash", "1932" y como su concierto acabó ya en la madrugada del sábado solamente podía terminar con "Héroes del sábado".

El septeto burgalés se encargó se encender los ánimos de un recinto que les esperaba con ansia desde hacía tiempo. Al público le tocó armarse de paciencia porque unos problemas técnicos demoraron alrededor de 20 minutos el arranque de La M.O.D.A. Previamente tocaron Nius de Nit e Iseo&Dodosound y, tras los de Burgos, le tocó el turno a otro de los nombres más esperados de esta edición: el rapero sevillano ToteKing. Abrió con "Woh (Parte 2)", el tema con el que arranca su disco "Lebron". Durante la hora y cuarto de concierto sonaron sus rimas honestas y críticas, con títulos como "Mi política", "Libera el estrés", "Ni de ellos ni de ellas", "Puzzle", "Mentiras" o el cierre de "Bartleby & Co", una letra tremenda y una reflexión sobre las dificultades de crear y componer. El cierre de la jornada central fue para Muyayo Rif.

Hoy es la jornada con la agenda más intensa. A mediodía abrirá el espacio "Casa SonRías", donde estará el escenario Fest Galicia. Primero habrá una actuación sorpresa y a las 13.30 horas será el turno de Sés, que viene presentando "Rabia ao silencio". Los conciertos en el escenario principal volverán a partir de las 20.15 horas con Boikot, uno de los clásicos del festival. Luego será el turno de Segismundo Toxicómano (22.15 h), Zea Mays (23.30 h) y al filo de las 00.30 horas será el momento de La Pegatina. Otros que vuelven al SonRías son Dakidarría, que se subirá al escenario SuperBock a partir de las 2.30 horas. El cierre será una sesión con Ninhodelosrecaos DJ, o lo que es lo mismo, Rubén Sierra de La Pegatina.

Ayer el festival estrenó otro escenario, situado en la zona de acampada, por el que pasaron Ambigüo, Som do Galpom y Hakuna Tanaka. La "experiencia" y "destino" SonRías Baixas se completó con una cata de vino tinta femia en el astillero de Banda do Río.