Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El desnivel de un desagüe en el mercado de Cangas provoca varias caídas y dos heridos

Una mujer de compras en el mercadillo se torció ayer un tobillo y fue evacuada en ambulancia -Un hombre se fracturó un hueso del pie por igual motivo y lleva de baja seis semanas

Los accidentes se produjeron en la zona asfaltada entre la plaza y la alameda de Félix Soage. // G.Núñez

Los accidentes se produjeron en la zona asfaltada entre la plaza y la alameda de Félix Soage. // G.Núñez

La pavimentación y acondicionamiento del entorno de la plaza de abastos de Cangas sigue acarreando problemas y ayer se cobró la segunda persona herida de consideración en las últimas semanas. Una mujer que paseaba entre los puestos del mercadillo ambulante sufrió una caída tras introducir un pie en una rejilla situada a un nivel inferior al del asfalto que le provocó una torcedura de tobillo y tuvo que ser trasladada en ambulancia al centro de salud, donde le evaluaron los daños antes de ser derivada a un centro hospitalario de Vigo para una revisión más exhaustiva. Un caso similar al ocurrido el pasado 21 de junio, cuando Juan Escudero, vecino de Salceda de Caselas, sufrió la fractura del quinto metatarsiano de un pie tras introducirlo accidentalmente en la misma rejilla, tuvo que ser hospitalizado y escayolado y aún hoy permanece de baja médica.

"No puede ser que esto siga así. Ya ha habido otras caídas, algunas de ellas sin daños, y habrá que hacer algo", señalaba ayer una vendedora tras el percance que sufrió la mujer, según algunas fuentes una turista que veranea en Cangas y que se encontraba de compras en el mercadillo cuando metió un pie en el desnivel y perdió el equilibrio. Al lugar se desplazaron agentes de la Policía Local y una ambulancia asistencial del 061, cuyo personal le practicó las primeras atenciones antes de trasladarla al centro de salud. Otro comerciante abundó en que el desagüe resulta "peligroso" para los transeúntes, que además suelen ir mirando hacia adelante pendientes de los productos que se ofrecen en los puestos y no reparan en desniveles del pavimento "que además no tienen por qué estar ahí", apunta un tercer testigo de los hechos.

Ayer no había constancia de ninguna denuncia formal por estos hechos, más allá del informe que realiza la Policía Local, aunque puede darse en los próximos días. Como hizo Juan Escudero Gallardo, un vecino de Salceda de Caselas que visita con frecuencia Cangas porque su mujer tiene un puesto de venta en el mercadillo, que sufrió el pasado 21 de junio una caída por igual motivo. "Iba a tomar un café con un amigo, metí el pie en la rejilla, que está 15 o 16 centímetros por debajo del nivel del aglomerado, y me lo tuvieron que escayolar", relataba ayer, tras seis semanas de convalecencia, que serán al menos otras tres pues no le harán nuevas pruebas médicas hasta el 20 de agosto. Sostiene que la obra de pavimentación "no se ejecutó en condiciones" y que la empresa, el Concello de Cangas y Portos de Galicia tienen obligación de velar por ello.

Compartir el artículo

stats