Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Daniel Boubeta Rodríguez: "Cuando escribo intento que la trama responda a una lógica realista"

El joven, de 22 años, presenta hoy en la Cafetería Camelia su primera novela, "Coma"

El escritor, Daniel Boubeta, con su libro "Coma". // Gonzalo Núñez

El escritor, Daniel Boubeta, con su libro "Coma". // Gonzalo Núñez

Daniel Boubeta Rodríguez tiene solo 22 años, pero acaba de ver cumplido uno de sus sueños: escribir una novela y verla publicada. La historia se titula "Coma", editada por Seleer, y va dirigida a todos los apasionados del misterio. "Debido a algunas de las escenas, recomendable a partir de los 14 años", avanza el joven autor. El acto de presentación será hoy en Moaña, de donde es natural: en la Cafetería Camelia, situada en la calle Alcalde Fandiño, a las 19.30 horas.

-La edad con la que ha publicado su primer libro es soprendente.

-La edad no me parece un impedimento. Si no llega a ser porque la postergué en múltiples ocasiones, hubiese publicado mi libro mucho antes, ya que la idea estaba creada. Con un año me bastó para materializarla y publicarla.

-Desde su perspectiva como autor, ¿cómo define usted su primera novela?

-Mi libro puede definirse con muchos adjetivos. Si tuviera que clasificarlo diría que nos encontramos ante una obra enmarcada en el género de misterio y terror. La historia se centra en un niño de catorce años, cuyo nombre es Tomás.

-Ha elegido "Coma" como título, ¿por qué esa decisión?

-Bueno, el título guarda una amplia relación con la propia obra. Se ve en más de una ocasión el estado de coma en la historia, cobrando una relevancia esencial en momentos claves de la trama.

-Como autor de la obra, ¿qué destacaría usted de "Coma"?

-Me gustaría destacar un aspecto en el que han coincidido muchas de las personas que la han leído: su carácter inmersivo.El modo en como está articulado el libro enseguida te mete en la trama, pero sin apresurarte. Existe una contextualización para que el lector sepa situarse dentro del universo ficticio, pero esto no afecta al ritmo acelerado de la historia. A ello contribuye también la distribución interna.

-Los lectores de "Coma", ¿van a poder disfrutar de una segunda parte?

-Este libro va a formar parte de un universo literario. Este es el primero que escribí, pero tengo muchas ideas de cara al futuro. La historia, pese a que tiene un final cerrado, presenta muchas puertas en el transcurso de la trama que se abren a futuras entregas.

-¿Sus próximas novelas van a plantearse desde el mismo género de misterio y terror de "Coma"?

-No. Mis próximas obras van a configurarse en un mismo universo literario, pero no van a plantearse en un mismo género. Mucha gente con la que he hablado del tema me preguntan cómo lo voy a hacer, pero esa es mi apuesta y el punto fuerte de mi futura obra. Voy a combinar géneros que parecen imposibles de combinar.

-Usted habla de un universo literario, ¿cómo va a diseñar ese espacio?

-El universo literario se va a construir en base a un núcleo central, la trama, y luego diferentes libros que conducen a él desde distintos puntos de vista. Al final todos ellos compondrán una historia sólida.

-La razón por la que un autor decide enfrentarse al papel en blanco es diferente dependiendo de la persona. En su caso, ¿por qué usted comenzó a escribir ?

-A mí me gusta mucho leer y desde hace años siempre tuve esa idea de '¡oye, y si escribo un libro!' Ese runrún en mi cabeza nunca llegué a concretarlo. Lo típico, estás estudiando, luego piensas en el trabajo, y al final nunca te pones a ello. El año pasado finalmente decidí dar el paso y lo hice.

- ¿Cuáles son sus fuentes de inspiración y qué busca cuando escribe?

-Mi autor favorito es Joe Abercrombie. Él destaca por que sus finales te dejan muy impactado en el sentido de que no es siempre un final feliz, pero tampoco es un final triste. Es un final realista. Yo lo que busco cuando escribo es transmitir ese carácter realista. A veces las situaciones tienen que ser como tienen que ser, no siempre va a ser todo de color de rosa, ni tampoco una desgracia. Cuando escribo intento que la trama responda a una lógica realista. A la hora de desarrollar la trama me pregunto continuamente, ¿en situaciones como ésta que pasaría en la realidad?

Compartir el artículo

stats