e un tramo de casi 200 metros de abastecimiento de agua en el lugar de As Meáns, una obra que da continuidad a una fase anterior y con la que se pretende dar solución a los frecuentes problemas que se registran en la zona debido a la antigüedad de las canalizaciones. La actual tubería de fibrocemento se sustituirá por otra de polietileno, que además tendrá un diámetro ligeramente superior.

Los trabajos están presupuestados en casi 23.000 euros y los sufragará la empresa concesionaria, dentro de su plan de inversiones en la red municipal. En la memoria constructiva se reconoce que el estado de la actual canalización "compromete la calidad del servicio". El tramo en el que se actuará tiene unos 200 metros de longitud, llegará hasta las inmediaciones de Loureiro y debido a que el vial es especialmente estrecho en algunos puntos será necesario habilitar y señalizar itinerarios alternativos a las viviendas. La obra incluirá además la renovación de las actuales acometidas. La actual tubería de fibrocemento quedará anulada, pero no se retirará debido a las dificultades para manipular un material con un elevado contenido de amianto.

Desde el gobierno local incluyen esta actuación en una especie de "plan renove" de la red municipal, que ya incluyó actuaciones en la Avenida de Marín o en la Avenida Montero Ríos. "En este lugar xa se fixo unha primera intervención e quedará unha terceira fase desde As Meáns en dirección ao lugar de Norte", explica el alcalde y responsable de Obras e Servizos, Félix Juncal.