Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El aumento de la demanda no repercute en los precios

El aumento de la demanda no repercute en el importe de la estancia hotelera, la cual mantiene cifras muy similares a las del verano pasado. Con esta medida los complejos intentan seguir aumentando el número de visitantes, puesto que el precio de éstos es uno de los principales motivos que condicionan el destino vacacional. Al alojamiento se destina una gran parte del presupuesto.

Lo que sí se produce en el período estival es un incremento de los costes de estancia en la comarca de O Morrazo, donde el precio llega a duplicase en relación a los meses de temporada baja. Así, una habitación doble en un hotel de Bueu pasa de valer 50 euros a 75 euros en julio y 90 euros en agosto. Lo mismo ocurre en Cangas o Moaña, donde la cifra se sitúa entre 140 y 170 euros por noche en temporada alta.

Son datos similares a los del año pasado, con un incremento de apenas el 1% en el precio por noche, señalan los hoteleros de la comarca, que intentan hacer frente a las nuevas alternativas de alojamiento en auge como son los campings o el alquiler de habitaciones o apartamentos a particulares. Las medidas tomadas están logrado su objetivo, remarcan.

Compartir el artículo

stats