Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 11.000 personas vieron el Intercéltico, según el Concello

La idea es complementar el certamen con gastronomía y artesanía

Un momento de la actuación de Kinnaris Quintet. // Gonzalo Núñez

Un momento de la actuación de Kinnaris Quintet. // Gonzalo Núñez

Un éxito de público y la confirmación de un certamen que recupera el esplendor de antaño. Esa es la valoración que la alcaldesa de Moaña, Leticia Santos, realiza de un Festival Intercéltico que, según los datos del concello, reunió en sus tres días de conciertos a más de 11.000 personas. "Os concertos dos dous primeiros días andiveron sobre as 3.000 persoas ou algo máis, e o de Anxo Lorenzo e Sharon Shannon reuniu a unhas 5.000", valora la regidora moañesa, satisfecha tanto por la respuesta del público como por la calidad de los músicos.

"Creo que nestes últimos catro anos o festival recuperou o espírito do Intercéltico de antes. Quedan cousas que seguir mellorando, pero volve ser un dos mellores certames de folk", manifiesta. Recuerda que en un breve lapso de tiempo se pasó de un festival que se celebraba en dos días con un único concierto en cada uno de ellos al actual. "Temos un cartel no que sempre están presentes os grupos galegos e tamén de países celtas, e que é diverso, con xente más tradicional e outra máis innovadora", completa, antes de añadir que también se da visibilidad "e se dignifica o papel dos grupos folclóricos de Moaña, que inauguran o festival co seu desfile".

El salto dado por el festival en el apartado económico ha sido también importante. El presupuesto de este año se sitúa en torno a los 60.000 euros, con un desembolso municipal de 50.000 (45.000 por el certamen en sí y otros 5.000 por la Mostra de Instrumentos Tradicionais). A eso hay que sumar la aportación de la Diputación de Pontevedra con el concierto de Anxo Lorenzo (a través del Musigal) y de los grupos folclóricos (con el Pontegal), e incluso de empresas privadas como Mahou, que colocó el escenario, valorado en unos 6.000 euros. "Cando chegamos o orzamento era de 20.000 euros, e intentaremos seguir medrando", afirma Leticia Santos.

De cara al futuro, la intención es centrar los esfuerzos en ampliar el abanico de actividades en torno a los conciertos. Este año se tanteó la idea -descartada por falta de presupuesto- de que la Mostra de Artesanía se sitúe, en lugar de en una carpa, en casetas individuales. También se quiere apostar por la gastronomía con más puestos de comida e incluso acompañar el festival con puestos de artesanía. "Trátase recuperar a esencia do festival e vestilo un pouco máis para que a xente que veña pase aquí todo o día", razona la alcaldesa, que agradece el trabajo desarrollado por todo el comité organizador. "O festival comeza a ser de novo atractivo, e non hai outro que se desenvolva nun lugar tan privilexiado coma o noso", sentencia con indisimulado orgullo.

Compartir el artículo

stats