Tres jóvenes conductoras resultaron ayer heridas en Cangas en otros tantos accidentes de tráfico. Dos de ellos consistieron en salidas de vía y el tercero fue una colisión por alcance. Afortunadamente en los tres casos el estado de las mujeres no revestía gravedad.

El primero de los sucesos ocurrió de madrugada en la carretera PO-315, que une Cangas con Aldán. El accidente tuvo lugar en la conocida como recta de O Viso, a la altura de Talleres Lontreira. La conductora circulaba en dirección a Cangas después de salir de trabajar y, por razones que se desconocen, se salió de la vía por el margen derecho. Al perder el control de su automóvil chocó contra otros dos vehículos que estaban estacionados, ocasionando importantes daños materiales. Hasta el lugar se desplazó Protección Civil Cangas, patrullas de la Guardia Civil de Cangas y de Tráfico, así como la ambulancia del 061. La joven fue trasladada inicialmente al centro de salud por un fuerte dolor en el pecho, que podría estar ocasionado por el cinturón de seguridad.

A escasamente un kilómetro de este lugar se registró una segunda salida de vía, alrededor de las 12.30 horas de ayer en el punto kilométrico 11+800. Inicialmente se alertaba de un coche que había volcado, aunque no llegó a ser así. En este caso una joven conductora perdió el control de su Hyundai Getz, con el que transitaba en dirección a Aldán. El accidente ocurrió a la salida de una curva y podría deberse a que la calzada se encontraba mojada en aquel momento. El automóvil se salió por el margen derecho; primeró impactó contra la acera y a continuación con borde de hormigó que delimita la tajea. A consecuencia de ese choque el Hyundai volvió al carril y quedó orientado en sentido contrario a la marcha, en dirección a Cangas. La joven no sufrió heridas de consideración, aunque fue atendida debido al susto.

El tercero de los incidentes sucedió a media tarde, en la PO-551 a su paso por el conocido como "Barrio das Flores". En este caso se trató de una colisión por alcance entre dos vehículos. La conductora del que circulaba delante fue trasladada a un centro hospitalario con dolores cervicales. El operativo desplegado incluyó a los Bombeiros do Morrazo porque los primeros testigos apuntaban que salía humo de uno de los coches, pero se trataba de un efecto de los airbags.