Liméns es una de las diez playas del todo el Estado más amenazadas por la expansión urbanística, según un informe elaborado por Greenpace . El mencionado arenal de Cangas se pone como ejemplo de valiosos ecosistemas costeros vulnerables al impacto humano ligado a la urbanización.

Según sostiene en su informe "A Toda Costa 2019" de la citada organización no gubernamental, la playa de Liméns es un maravilloso enclave natural que alberga un sistema dunar de gran valor, el complejo dunar de Liméns y Dunas de Frondaoal, con el hábitat natural, vegetación anual sobre desechos marinos acumulados y robledales, pero está cercada por la urbanización turístico-residenciales que incluso llegan a invadir la servidumbre de protección del dominio público marítimo terrestre.

El informe de Greenpeace alerta de que la costa gallega se mantiene como tercera comunidad con mayor proporción de este tipo de hábitats fuera de las figuras de protección de la naturaleza existentes. También señala que la presión humana sobre los ecosistemas vulnerables en la costa con índices que la sitúan como la sexta comunidad de todo el Estado y segunda del litoral norte de todo el Estado.

Ponevedra es la zona más afectada en Galicia por esta expansión. El 12,1% de la costa de Pontevedra está degradada por la construcción, según el citado informe. El crecimiento de la ciudad de Vigo en la segunda mitad del siglo XX "supuso un cambio de fisonomía más radical en la costa norte de España", destaca Greenpeace, con 5.463 nuevas hectáreas artificiales desde 1987.

Otras playas que Greenpeace encuentra en igual o parecida situación que Liméns en España son Gaspar (Barcelona), Cala Mosca (Alicante), Margalida-Playa Son Real (Islas Baleares) La Cola (Águilas, en Murcia), El Palmar-Castilnovo (Cádiz), Matas Blancas (Fuerteventura, Las Palmas), Traqueru (Asturias), Rosamunda (Cantabria) y Azkorri (Euskadi).

El que fuera concejal de Urbanismo del Concello de Cangas y que tiene muchas posibilidades de repetir en el cargo con el nuevo gobierno, Mariano Abalo (ACE), afirma que no puede realizar una valoración de la calificación realizada por Greepeace porque carece de datos suficientes, aunque así, a simple vista le extraña.

El edil dice que, aunque castigadas, hay muchas otras en el litoral gallego más amenazadas que Liméns, por no hablar de todo el Estado español. De todas forma, quedó de evaluar el informe con un asesor con el fin de ofrecer un valoración más exacta del informe de Greenpeace.