Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El BNG moañés conversa con la ejecutiva provincial del PSOE para tratar de reeditar el pacto

Asegura que hay "voluntad de un acuerdo", pero el lunes la alcaldesa delegará las áreas

El consello local del BNG durante la tarde de ayer. // Santos Álvarez

El consello local del BNG durante la tarde de ayer. // Santos Álvarez

Este lunes la militancia del PSOE moañés entregó las riendas del partido a la ejecutiva provincial al menos hasta que se constituya una nueva ejecutiva local y para tratar de mediar en la crisis abierta entre críticos y partidarios de la candidata el 26-M y actual portavoz, Marta Freire. Ante esta situación el BNG mantuvo varios contactos telefónicos con responsables provinciales del PSOE, como explicaron desde la formación nacionalista ayer, después de celebrar su reunión del Consello Local. "Notamos predisposición pola súa banda, igual que pola nosa. Agardamos que esta predisposición fructifique canto antes para formar un goberno local de coalición", explicaba tras la cita de la ejecutiva nacionalista su responsable local, Daniel Rodas.

Por lo tanto, el BNG no ofreció un ultimátum a los socialistas. "Estamos á espera de volver a sentarnos para tratar de chegar a un acordo", apuntan.

Eso sí, desde el Bloque aseguran que el tiempo para conformar un gobierno bicolor con mayoría absoluta "se acaba" y todavía desconocen si habrá nuevas reuniones antes de que la ejecutiva provincial del PSOE convoque una asamblea local o no. Desde esta ejecutiva confirmaron ayer que todavía no tienen una fecha para citar a la militancia, aunque estaba trabajando en este extremo.

Aunque se agoten los plazos, a mediados de julio debe celebrarse el pleno de organización de la nueva corporación. Por ello la alcaldesa, Leticia Santos, tiene la intención de emitir este lunes el decreto de delegación de áreas. Este reparto de responsabilidades podría ser temporal a la espera de que se sume el PSOE "aínda que o ideal é que se chegue xa a un acordo para incorporar aos socialistas ao goberno local este mesmo luns", explicó la alcaldesa tras la reunión de ayer.

La realidad es que, aunque no se delegaron las áreas, los concejales del BNG están trabajando regularmente, sobre todo aquellos que ya tenían una responsabilidad de gobierno en el anterior mandato. Odilo Barreiro, por ejemplo, se encarga de las gestiones en materia de Urbanismo, Coral Ríos en temas de Turismo y eventos como Moaña Antiqua y Aldán Santamarina, por citar otro caso, está recorriendo los colegios para comprobar las obras que se deben acometer este verano.

La comisión negociadora entre BNG y PSOE se rompió antes de la sesión de investidura, cuando los nacionalistas descartaron ceder a los socialistas Obras e Urbanismo. En la propia toma de posesión la alcaldesa apeló a retomar las conversaciones.

Compartir el artículo

stats