Los representantes sindicales urgen la convocatoria de la Xunta Local de Seguridade para tratar, como asuntos más relevantes, la revisión del convenio entre la Guardia Civil de Tráfico y la Policía Local donde se fijan las competencias en materia de tráfico en varias vías de comunicación, así como la necesidad de suprimir el servicio nocturno de la Policía desde el próximo lunes, 1 de julio, para poder mantener los otros dos, de mañana y tarde. Aún así, solo estaría garantizada la presencia de un funcionario policial por turno, que se completará con auxiliares, y quedaría a expensas de nuevas bajas u otras incidencias.

El alcalde, Xosé Manuel Pazos, que ya expresó su voluntad de mantener la brigada nocturna los fines de semana y que sea la Guardia Civil quien se ocupe del servicio el resto de días, pretende paliar la situación en una reunión de la Xunta Local de Seguridade. Ya ha remitido la solicitud a la Subdelegación del Gobierno, que ha pedido una copia del protocolo firmado y otra del acta de la última sesión celebrada.