Estela Santomé reprocha al colectivo feminista que haya llamado a una puerta equivocada, porque ellos son un club de fútbol aficionado, que lleva en pie 42 años, y que intenta mantener de forma altruista el deporte en este pueblo.Les pide que vayan a la Federación y que pregunten por qué los equipos pueden ser mixtos hasta cadetes y no hasta sénior o por qué un jugador de élite está más valorado que una mujer futbolista: "A los clubes de pueblo que nos dejen trabajar. En vez de criticar, lo que deberían hacer es promocionar para que más equipos femeninos asistan al mundialito y las invitan a que formen equipo y participen y así ser uno más para que la lista de equipos femeninos aumente y lleven el mismo porcentaje de premios que la masculina". Recuerda que el último día para anotarse es el martes 2 de julio y anima a participar en esta fiesta de verano del fútbol en la que no hay distinciones.