Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde, convencido de que la subasta de Altamira no influirá en el parking

Recuerda que el desarrollo de la zona obliga a abrir viales y aparcamientos - Mariano Abalo hace hincapié en la legalidad y en que se mejoren los aprovechamientos

Aparcamiento de Altamira acondicionado por el Concello de Cangas. // Santos Álvarez

Aparcamiento de Altamira acondicionado por el Concello de Cangas. // Santos Álvarez

La próxima subasta en el Juzgado Número 1 de Cangas de Primera Instancia de las parcelas de la Unidad de Actuación Número 5 que ocupan el gran aparcamiento público de Altarmira no preocupa al alcalde de Cangas, Xosé Manuel Pazos, ni al concejal que hasta en el anterior mandato ocupó la cartera de Urbanismo, Mariano Abalo. El regidor local recuerda que el propio desarrollo de la zona mediante un Plan Especial de Reforma Interior (PERI) también supondría viales y zonas de aparcamiento. Pero Xosé Manuel Pazos está convencido de que ahora mismo, tal y como está el mercado inmobiliario es muy difícil que alguien esté dispuesto a desarrollar esta zona, por mucho que esté situada en una zona envidiable de la villa, que une la parte norte con la sur. De todas formas, el alcalde asegura que el futuro gobierno trabajará en buscar nuevos aparcamientos. De hecho, el regidor local asegura que hace tiempo que se trabaja en este apartado. Pazos manifiesta también que, por otra parte, "ojalá se desarrollara la zona, porque se si hace siguiendo las pautas legales beneficiaría también al Concello. Hay que recordar que el desarrollo del PERI fijaba una inversión en 2010 de 19 millones de euros. Las arcas municipales también se verían beneficiadas.

Por su parte, el concejal de ACE Mariano Abalo afirma que la subasta de las citadas parcelas y lo que supone esto para el Concello de Cangas es algo que hay que el gobierno local tendrá que valorar de manera prioritaria cuando se conforme. Mariano Abalo recuerda también que el fracaso del desarrollo de la UA-5 no solo parte de la crisis económica que asoló España en el 2008, sino de decisiones municipales erróneas que después acabaron en los tribunales, tanto en este caso como en el de la Unidad de Actuación 19.1, que es donde está la Praza da Palma. Mariano Abalo manifiesta que los aprovechamientos que quedaban para el Concello de Cangas eran ridículos e ilegales.

Asegura que hay que esperar a ver como se desarrolla la subasta (aunque muchos son de la opinión que quedará desierta) y también se puede dar la circunstancia en el futuro de que sea al propio Concello de Cangas a quien le interese desarrollar la zona de Altamira.

El juzgado de Cangas saca a subasta las fincas en seis lotes diferentes y de manera independiente por un importe de 15 millones de euros. Aparece como único acreedor el Banco de Santander. La empresa que intentó desarrollar la urbanización es Ponte do Río Bouzós.

Compartir el artículo

stats