Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bueu tiene 12.083 fincas afectadas por la ley de incendios y encarga un plan de prevención

-Es el primer Concello de la comarca en elaborar un PAM con las franjas a limpiar -En Cangas está pendiente de adjudicación

De izq. a dcha., Félix Juncal, Martín Villanueva, Manuel Peixoto y Jaime Corral, ayer en la presentación.

De izq. a dcha., Félix Juncal, Martín Villanueva, Manuel Peixoto y Jaime Corral, ayer en la presentación.

Bueu es el Concello de O Morrazo que más adelantado tiene el Plan de Actuación Municipal (PAM) contra los incendios forestales para dar cumplimiento a la Lei 3/2007 de Prevención e Defensa contra os Incendios Forestais de Galicia. El Concello ha iniciado el proceso para dotarse de este plan y adjudicado su redacción a un ingeniero forestal del municipio. Se espera que en un plazo de entre dos y tres meses el trabajo pueda estar listo.

El proceso en Cangas está pendiente de adjudicación. Desde el Concello se había invitado a finales de año a una empresa para redactar el Plan, pero Intervención obligó a repetir el proceso para que se presentaran varias ofertas. Finalmente hay tres propuestas y en estos momentos se están valorando. En Moaña, el concejal de Medio Ambiente, Odilo Barreiro, asegura que el Concello se adhirió al convenio con Medio Rural, "eles quedaron en colaborar con nós na elaboración do Plan e estamos á espera".

Los primeros datos apuntan que en Bueu existen un total de 12.083 parcelas que están afectadas por la ley autonómica contra incendios, unos terrenos que en total agrupan cerca de 630 hectáreas. La elaboración de este PAM permitirá al ayuntamiento adherirse a un convenio de colaboración con la Consellería do Medio Rural, que será la encargada de notificar a los propietarios de las fincas su obligación de mantener limpias las franjas secundarias de biomasa. Los dueños de estas parcelas tendrán la opción de solicitar a la consellería que se encargue de la limpieza de los terrenos afectados, unas tareas por las que la Xunta cobrará un precio de 0,3 euros el metro cuadrado.

El PAM se dividirá en cinco apartados, según explicaron ayer el ingeniero forestal Manuel Peixoto y el director de seguridad Jaime Corral. El primero es un estudio pormenorizado del municipio en base a los datos del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) y del catastro, que permite identificar cada una de las parcelas catastrales que están afectadas por la ley autonómica. A través de una metodología y aplicación informática se podrá obtener una ficha detallada de cada una de esas 12.083 parcelas, en la que se indicará su superficie total y cuánta está afectada a alguno de los dos tipos de franjas secundarias de biomasa. La ley establece una primera distancia de protección de 15 metros con respecto a las viviendas en la que no puede haber arbolado ni maleza y una segunda de 50 metros en la que no puede haber especies pirófitas, como pinos, eucaliptos, acacias, tojo o xestas.

Un segundo apartado del PAM identificará el riesgo por área, fijando aquellos elementos "vulnerables", caso de colegios, geriátricos o parques industriales. El tercer apartado definirá los niveles de riesgo y los criterios con los que se activará cada uno de esos niveles. El punto cuarto será para organizar a los responsables municipales en grupos de trabajo y establecer los lugares dónde estarán los centros de coordinación y mando y, finalmente, en el quinto se fijan los procedimientos de actuación en caso de incendio y para cada uno de los niveles de activación. "Este plan servirá como instrumento e guía á hora de afrontar o problema dos incendios ao permitirnos saber que superficie temos afectada e en función diso tomar decisións", aseguraba el edil de Urbanismo, Martín Villanueva, ayer en la presentación.

El PAM se completará con anexos en los que se incluirá cartografía, catálogos con los medios y recursos a movilizar o directorio de contactos. Toda esta documentación se remitirá a la Consellería do Medio Rural, que será la encargada de remitir las notificaciones a cada uno de los propietarios con parcelas catastrales afectadas.

El pasado mes de marzo la Fiscalía General del Estado envió a los ayuntamientos un oficio en el que les advierte que podrá emprender acciones penales contra ellos en el caso de que la ausencia de estos planes contribuya de forma determinante a la propagación de las llamas, una notificación genérica que también recibió el Concello de Bueu. "Coa elaboración deste plan o Conello vai cumprir coa súa obriga legal, que é elaboralo. Imos adherirnos tamén ao convenio con Medio Rural con independencia de que sigamos defendendo que a xestión das faixas forestais por fóra dos núcleos é competencia da Xunta de Galicia", manifestaba a su vez el alcalde bueués, Félix Juncal, que sigue criticando que la Xunta intenta trasladar sus propias competencias a los ayuntamientos. "Con este convenio Medio Rural tamén busca garantizar o cobro desas limpezas porque no caso de que faga os traballos e o propietario non pague o Concello terá que asumir subsidiariamente eses custes. Logo poderemos reclamarllos aos dosno, pere ese pode ser un proceso moi longo", concluye.

Compartir el artículo

stats