Un grupo de 150 jubilados de la localidad asturiana de Ribadesella visitaron ayer Bueu. Los visitantes forman parte de la Asociación de Jubilados Los Más Grandes de Ribadesella y se encuentran alojados en Sanxenxo, en el marco de una excursión a Galicia. Ayer aprovecharon para visitar Bueu ya que en su día inició los trámites para hermanarse con Ribadesella.

La visita fue ayer por la tarde y llegaron a bordo de tres autocares. Los recibió el concejal de Relacións Institucionais del Concello de Bueu, Fidel Castro, que tiene orígenes familiares en la localidad asturiana. El recorrido incluyó una parada en la lonja, donde asistieron a la subasta del percebe y del pescado de la tarde, y al Museo Massó. Se dividieron en tres grupos y se les ofreció una visita guiada de media hora de duración por las instalaciones del museo marinero. Se barajó la posibilidad de acudir al Pazo de Santa Cruz, pero se descartó debido a las dificultades de acceso con los autocares.