Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los índices de toxina dejan en el aire una nueva campaña de la vieira en Bueu

-Dos de las tres analíticas fueron negativas -La flota muestreará otras zonas de la ría

Una descarga de vieira en el puerto de Bueu durante la campaña pasada. // Santos Álvarez

Una descarga de vieira en el puerto de Bueu durante la campaña pasada. // Santos Álvarez

El comportamiento de las toxinas mantiene en el aire la posibilidad de una nueva campaña de la vieira en la ría de Pontevedra. La Cofradía de Bueu ha realizado en las últimas semanas hasta tres muestreos, dos de los cuales han sido desfavorables y uno, el intermedio, con resultado positivo. Todas las analíticas se realizaron en el ámbito de la denominada como Zona III, situada hacia el fondo de la ría, según la cofradía, que ahora intentará sacar muestras de las zonas I y II para comprobar el estado del marisco. "Contamos con que aínda sexa posible traballar durante o mes de xaneiro", explicaba ayer el patrón mayor de Bueu, José Manuel Rosas.

La primera analítica se tomó en las inmediaciones de Raxó, arrojando un índice de toxina ASP o amnésica por encima de los límites máximos autorizados. La segunda de las muestras que se remitió al Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño (Intecmar) procedía del entorno de Tambo, en el fondo de la ría de Pontevedra. En esta ocasión los resultados fueron favorables y desde el Intecmar solicitaron una contraanalítica, que determinaría si se podía abrir o no. Esa muestra se tomó durante la semana pasada, pero los resultados no fueron los esperados ya que la toxina repuntó. "Foi xusto durante os días de temporal, nunha zona con pouco fondo. Non sabemos se iso puido influir", explican desde el sector.

En todo caso ese revés obliga a la cofradía a plantearse otras posibilidades, como analizar el estado de la zona II, que se corresponde con la parte intermedia de la ría, e incluso la I, ya en la zona de Aldán. "A parte interior é a mellor, pero durante a vindeira semana tentaremos tomar mostras das outras dúas zonas para ver como está", apunta José Manuel Rosas.

El Intecmar exige dos analíticas consecutivas con un resultado favorable, separadas por un intervalo de una semana, para autorizar la apertura de un ámbito de producción. Si se dan esas circunstancias la flota podría trabajar casi todo el mes de enero y buena parte de febrero, en función de la demanda de los comercializadores y del estado del molusco. La vieira empieza su proceso de desove alrededor de esas fechas.

La campaña de la vieira en la ría de Pontevedra está liderada por la cofradía de Bueu y participan alrededor de media docena de barcos de la localidad, Aldán y Portonovo. En la ría de Arousa la extracción comenzó con normalidad en este mes de diciembre y no s ehan registrado problemas con la toxina.

Compartir el artículo

stats