Aunque el gobierno de Cangas ha decidido aplazar el inicio de las obras de mejora de las calles Baiona y Méndez Núñez, en el centro urbano de Cangas, hasta después de Semana Santa, para no interferir en las actividades que coinciden con la llegada masiva de visitantes, sí ha optado por reorganizar ya el tráfico rodado en toda la zona y habilitar doble sentido de circulación en la calle Gondomar, que se hizo efectivo el miércoles por la tarde.

Policía Local y la brigada de Obras e Servizos descubrieron las señales instaladas que fijan el nuevo recorrido y que permanecían cubiertas con un plástico negro. El establecimiento de doble sentido de circulación en Gondomar conlleva la eliminación de las plazas de aparcamiento en la margen derecha en sentido ascendente, hacia el aparcamiento de la unidad de actuación 5 (Altamira). Además, los vehículos que circulan por esta vía tienen ahora prioridad de paso en varios cruces.