Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La bajada del IBI reduce los ingresos de Bueu en 354.000 euros, que debe "contener" el gasto

Intervención destaca que la previsión de ingresos se ajusta a la realidad, pero advierte que es "ineludible" una "fuerte contención" de gastos hasta finalizar el año

Un momento de la comisión informativa de Facenda de ayer en Bueu. // Santos Álvarez

Un momento de la comisión informativa de Facenda de ayer en Bueu. // Santos Álvarez

Los presupuestos municipales del Concello de Bueu para este año 2017 superaron ayer su penúltimo trámite antes de la aprobación plenaria. La comisión informativa de Facenda dictaminó ayer las cuentas con el voto favorable de los cuatro representantes del BNG y la abstención de los dos concejales del PP, que explicaron que se reservan para pleno. Ni el PSOE ni ACB SON Bueu estuvieron presentes en la comisión de ayer, en la que se avanzó que el pleno para aprobar los presupuestos se celebrará el próximo viernes a las nueve de la mañana. La previsión de ingresos es de 5.750.000 euros mientras que la de gastos es ligeramente inferior, de 5.705.000 euros. Esto significa una reducción de más de un millón de euros con respecto al año pasado, que se nota sobre todo en el capítulo de impuestos directos con una reducción de 354.200 euros. Esa mengua se debe sobre todo a que se prevé una menor recaudación por el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).

El informe de Intervención subraya que "a maioría" de los conceptos que aparecen recogidos en el capítulo de ingresos presentan "previsiones ajustadas a la realidad". Las dos principales vías de financiación serán los impuestos directos, con un total de 2.247.665 euros, y las transferencias corrientes, que son las aportaciones que realizan el Estado, Xunta de Galicia y Diputación de Pontevedra. Esta partida alcanza en 2017 los 2.977.228 euros. En el informe de Intervención se señala que hay "un descenso de 57.565 euros con respecto ao orzamento anterior, en gran parte pola non orzamentación inicial das subvencións correntes incluidas no Plan Concellos 2017 da Deputación de Pontevedra".

La reducción que se prevé en el capítulo de impuestos directos está directamente relacionada con el IBI. En el ejercicio 2016 la bajada en el tipo impositivo se compensó por dos vías: una fue a través de una actualización en los valores catastrales del 10% y la segunda fue con el expediente de regularación promovido por la Dirección General del Catastro para hacer aflorar obras sin declarar. Ese proceso significó la incoación de más de 1.300 expedientes y unos ingresos de más de 640.000 euros, que en su mayoría se ingresaron en el ejercicio 2016.

El informe de Intervención presentado ayer en la comisión de Facenda reconoce que no se cumple con el artículo 193 del Texto Refundido de la Ley Reguladora de Haciendas Locales, algo sobre lo que ayer llamó la atención el portavoz del PP, Manuel Santos Pires. El citado artículo estipula que en caso de que el presupuesto del año previo se cierre con un remanente negativo de tesorería, en el siguiente debe incluir un superávit inicial "de cuantía no inferior al mencionado déficit". La liquidación presupuestaria de 2016 concluyó con una reducción a la mitad de ese remanente, que se quedó en -315.000 euros, aunque el superávit previsto para este año es de apenas 45.000 euros.

No obstante, desde Intervención destacan que la economía municipal se halla en una "situación de equilibrio ou superávit", aunque con una advertencia. A finales del año pasado hubo que aprobar un plan económico financiero para reducir el gasto debido al incumplimiento de la regla de gasto en el ejercicio 2014. Por eso estipula que resulta "ineludible unha forte contención de gasto durante o que resta de exercicio" para no sobrepasar el umbral del límite de la regla de gasto.

La principal partida del capítulo de gastos es la destinada al personal municipal, que supone casi el 50% con un total de 2.838.800 euros. El siguiente apartado es el de gastos en bienes y servicios corrientes, con un total de 1.813.500 euros. Este capítulo tiene como objetivo garantizar la financiación necesaria para el funcionamiento operativo de los servicios municipales.

Este año la partida destinada a inversiones reales es de 155.155 euros, que sirve para complementar las obras y proyectos que se financiarán con cargo a las subvenciones de otras administraciones, en especial el Plan Concellos 2017 de la Diputación.

Compartir el artículo

stats