Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El regreso de una de las campañas marisqueras más esperadas

La flota de la vieira vuelve al mar el día 6 y los análisis abren la puerta a faenar en toda la ría de Pontevedra

Los muestreos en las dos zonas interiores de la ría, que son las más grandes, son favorables y se deben ratificar con un contraanálisis - El jueves se determinarán las cuotas para los barcos, que serán de Bueu, Aldán y Raxó

Comprobación de la vieira en la lonja de Bueu durante la anterior campaña.  // Santos Álvarez

Comprobación de la vieira en la lonja de Bueu durante la anterior campaña. // Santos Álvarez

La posibilidad de volver a extraer vieira en la ría de Pontevedra parece cada vez una realidad más cercana. Durante los últimos días se han producido nuevos avances e incluso noticias positivas, como los resultados de las analíticas en las zonas II y III de la ría, que son las más grandes y ricas en este recurso. La fecha que se maneja para volver al mar es la del lunes 6 de febrero y, al igual que en la anterior campaña [entre finales de 2014 y principios de 2015] el punto de descarga será el puerto y lonja de Bueu.

Hasta ahora la única zona en la que estaba confirmado que se podría trabajar era la I, situada en la ría de Aldán. El inconveniente es que se trata de un área muy pequeña y en la que el recurso se agotaría en poco tiempo. Durante esta semana se han vuelto a muestrear las zonas II y III, que son las más amplias y abundantes en vieira. Este ámbito abarca desde la bocana de la ría [la línea entre Udra y Cabicastro] hasta el mismo fondo de la ría. Los resultados han sido más que esperanzadores: los índices de toxina están dentro de lo permitido y solo es necesario realizar una nueva analítica para ratificar esos resultados.

Durante esta semana el patrón mayor buenense, José Manuel Rosas, mantuvo un encuentro con sus homólogos de Aldán-O Hío y Raxó, que son los otros pósitos que están interesados en la extracción de este marisco. El viernes Rosas volvió a reunirse, esta vez con el sector de Bueu, que es el más numeroso y donde habría casi media docena de barcos dispuestos a trabajar la vieira. Fueron precisamente los armadores de Bueu los que más presión hicieron para muestrear y comprobar el estado de este molusco, dedicando parte de su jornada de trabajo en otras artes del mar a recoger, sin compensación alguna, las muestras que luego debía analizar el Instituto Tecnolóxico de Control do Medio Mariño (Intecmar).

Esta semana será clave para determinar cuántas embarcaciones iniciarán la campaña de la vieira y para confirmar que finalmente se puede faenar en toda la ría de Pontevedra. El jueves está programada una nueva reunión, en la que se decidirá el reparto de cuotas entre los barcos.

La vuelta a la vieira supondría beneficios en varios frentes. El primero y más obvio la extracción de un recurso muy apreciado. Pero además permitiría aliviar la presión pesquera sobre otros recursos. Uno de los más importantes es la ostra, cuya campaña se concentra en el primer trimestre del año. Durante este mes de enero dos embarcaciones de Bueu empezaron a trabajar en su extracción, pero en cuanto abra la vieira su intención es paralizar la campaña hasta 2018. "Se nota que hay bastante ostra y lo ideal sería dejarla recuperar un poco más de cara al año que viene", argumentan. Los mariscadores sostienen, por último, que el empleo del rastro de la vieira sería también beneficioso para los fondos de la ría. "El mar y el campo no son tan distintos. El rastro permite arar o labrar los fondos, limpiarlos y oxigenarlos, lo que es bueno para todas las especies", concluyen desde Bueu.

Compartir el artículo

stats