Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Polémica en la defensa del litoral en Moaña

Sueste apoya la alternativa provisional al proyecto y califica de tentativa de atentado el incendio

La asociación de embarcaciones tradicionales cree que hay que dejar caducar las concesiones y culpa del conflicto al anterior gobierno

Los dos astilleros de Casqueiro y el que utiliza Sueste por cuyo frente debería de ir el paseo. // G.N.

Una de las otras caras de la moneda en la polémica por las obras del paseo marítimo de Seara es la la Asociación Recreativa e Cultural Sueste de Moaña que hace uso de las dos carpinterías de ribeira de la zona -Casqueiro y Carlagho-para sus actividades de recuperación de embarcaciones tradicionales. Asegura que no tiene nada que objetar contra la manifestación del pasado sábado por parte de vecinos que reclaman que el paseo transcurra por el borde del mar, pero califica de tentativa de atentado que alguien intentara quemar horas después el astillero de Casqueiro, que ellos defienden que el paseo discurra junto al mar como también seguir potenciando un proyecto museístico para la zona, pero cuando en 2018 caduque la concesión de Costas que afecta a los astilleros y que mientras tanto está de acuerdo con la solución provisional que se está dando. Culpa de todo el conflicto al anterior alcalde de Moaña, del que dice que quiso hacer la obra por encima de todos, sin escuchar, incluso envió escrito a la Axencia de Infraestructuras de la Xunta certificando que todos los terrenos ya estaban a disposición para la realización de las obras, cuando no había tal cesión por parte de los concesionarios y ni siquiera Costas inició el expediente de caducidad "nin aínda o fixo".

Con respecto a la manifestación del sábado destaca que aparentemenrte no estaba organizada por un grupo político o entidad social ninguna: "Habería que preguntarlle ás persoas que anunciaron por megafonía, percorrendo o casco urbano de Moaña, en nome de quen facían esta manifestación, xa que sempre ten que haber algún responsable neste tipo de actuacións". En cuanto a la participación de unas 300 personas, según la prensa, reconoce que es un número considerable "para non ser convocada por ningúen", pero que todo el mundo es libre de expresar sus ideas y defender sus intereses, al igual que esta asocaición defiende los suyos que "aparentemente chocan contra os que teñen estas trescentas persoas". Sin embargo, dice que en todo grupo humano siempre aparece algún individuo que pretende defender sus ideas por medios violentos, en alusión a quien en la madrugada del domingo arrojó un neumático en llamas para intentar quemar el astillero de Casqueiro.

Añade que la gravedad fue enorme porque en los dos astilleros hay guardadas embarcaciones de madera de la asociación y de otras personas: "Hai botes, racús, chalanas, dornas, bucetas e, entre outras, unha das poucas Dornas Nai, orixinais que aínda se conservan, embarcacións dos anos 40 e 50 construidas na ría de Arousa para regatas de vela da clase acomodada vilagarciá". También destaca el riesgo de que el fuego se pudiera propagar a la casa habitada dentro de la concesión, la Casa del Mar o los coches aparcados en la calle, incluso que alguien resultara afectado. Es por ello por lo que califican esta acción de "tentativa de atentado, algo que só mentes enfermas que non calculan os elevados riscos poden levar a cabo".

Añade que el astillero de Casqueiro, de Carlagho y la casa habitadaforman parte de la misma concesión que rematará en 2018: "Mentras tanto, lles guste ou non á xente, istas concesións teñen os seus concesionarios ou, dalgún xeito os seus propietarios que deciden o que eles consideren. Non se nos ocurre pedir a propiedade ou concesión da maneira que se fixo". Al mismo tiempo señala que es curioso que Costas del Estado, gobernada por el PP; la Xunta, también por el PP y el anterior gobierno local del PP, no lograran expropiar o realizar un expediente de caducidad de la concesión: "Por que será que non o fixeron? Será que non podían?".

Rehabilitar Méndez Núñez

Recuerdan que los dos astilleros están siendo utilizados por Sueste para sus actividades; la última hace poco con la visita de alumnos del CEIP de Tirán y queque son muchos los grupos y colegiosque han pasado por estas dos instalaciones. Con respecto al museo, Sueste pretende que cuando remate la concesión pasen al Concello de Moaña y se desarrolle ese proyecto museístico que dé valor a toda la comarca: "Moaña foi unha villa mariñeira e necesita dun museo que garde o seu pasado e que mellor que nunhas antigas carpinterías de ribeira ben habilitadas que acollan actos relacionados co mar, no que os rapaces de Moaña e de fóra poidan ver in situ embarcacións galegas, artes de pesca, ferramentas...e por que non? rehabilitar a casa do marquesado de Méndez Núñez no Real e reclamar toda a sala dedicada a este insigne mariño que hai no Museo de Pontevedra".

Compartir el artículo

stats