El colectivo ecologista Anduxía mantiene su oposición a las obras que ejecuta Portos de Galicia en el paseo de la Praia de Beluso, un proyecto que según la asociación adolece de falta de transparencia y de lo que también responsabiliza directamente al Concello de Bueu. La asociación critica con dureza el "inaceptable papel" del consistorio porque en su opinión mantiene una "actitude sumisa" ante el ente público de Portos de Galicia y Costas del Estado.

Las críticas llegan un día después de la visita del presidente de Portos, José Juan Durán, a la zona junto a responsables del Concello de Bueu. Desde Anduxía muestran su disconformidad por la actuación del consistorio con respecto a estas obras y le reprochan al gobierno local que las aceptase "sen esixir o proxecto antes da execución das mesmas". No es la única queja que formulan desde el colectivo ecologista, que recuerdan que no se llegó a habilitar un periodo de exposición pública para que vecinos y colectivos pudiesen opinar. Por eso, una de las reclamaciones que efectúa Anduxía es que el proyecto se exponga al público en las dependencias del Concello de Bueu.

El proyecto incluye la recuperación de las antiguas rampas que había en la playa, un vestigio vinculado a las antiguas salazones que había en esta zona de Beluso, y desde Anduxía recriminan que a fecha de hoy no hay constancia de que el ayuntamiento trasladase a Portos de Galicia el informe emitido por la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural y en el que comunicaba que esas rampas estaban catalogadas en el Preinventario do Patrimonio Industrial de Galicia. La reconstrucción de estos elementos es precisamente una de las tareas que está ejecutando en estos momentos la empresa contratista, aunque desde Anduxía mostraron su disconformidad por la elevada altura que alcanzarán en su cota más alta.