El Plan Sectorial de Áreas Empresariais que aprobó la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras y que entró ayer en vigor recoge una delimitación para el polígono industrial de Cruz da Maceira, pero se trata del mismo área reservada para el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM). En 2011 el PXOM fue aprobado de forma parcial pero dejó en suspenso ocho suelos urbanizables de los 15 propuestos desde el Concello. En total los urbanizables no aprobados suman 941.454 metros cuadrados, y entre ellos se encuentra precisamente el polígono de Cruz da Maceira.

Por lo tanto, se entiende que la única delimitación con cierto detalle que se incluye en el plan sectorial que regula el futuro de la superficie industrial en Galicia no se ajusta a la superficie exacta sobre la que un grupo de empresarios proponen levantar el primer polígono industrial de Moaña. Entre otras cosas, el plano recogido por la Xunta incluye entre sus 435.528 metros cuadrados todos los terrenos de monte comunal incluidos en el convenio firmado en 2003 con la Xunta de Montes en Man Común de Moaña y que fue anulado por la asamblea de los comuneros a comienzos de 2012.

El espacio reservado arranca por la parte alta del complejo de ocio de O Beque y se extiende hasta el límite municipal con Marín, en el margen derecho de la carretera PO-313. La parte superior del polígono estaría atravesada por la carretera provincial que conduce al lago de Castiñeiras. Y en medio del monte delimitado en estos momentos discurriría la pista forestal de Campo Labrado, que es circular y parte también de Cruz da Maceira.

Los límites definitivos del polígono, que trata de sacar adelante la Agrupación de Interés Económico desde hace una década, todavía no están determinados y no quedarán fijados, al menos, hasta que los empresarios y los comuneros alcancen un nuevo acuerdo que pasaría por una permuta de los terrenos.

Necesidad menor

Los promotores adquirieron ya al menos unos 200.000 metros cuadrados de terreno en la zona de Cruz da Maceira. El convenio inicial les garantizaba otros 241.000 metros cuadrados de monte comunal. Sin embargo, ya declararon en varias ocasiones que sus necesidades de superficie comunal serían muy inferiores en la actualidad, de unos 150.000 metros cuadrados, por lo que el área delimitada por la Consellería de Infraestructuras deberá ser de menor tamaño.