La Consellería de Sanidade rectificó ayer a la Agencia Europea de Medio Ambiente y asegura que las analíticas realizadas durante 2013 en la playa de Loureiro, en Bueu, ofrecen como resultado unas aguas de baño con calidad "excelente". Las fuentes oficiales consultadas mostraron la sorpresa del departamento autonómico por el suspenso otorgado a Loureiro por la agencia y entienden que se debe "a que se tomaron unha serie de datos sen actualizar". De hecho, el caso de Loureiro no es el único. La playa de A Ladeira, en Baiona, también aparece como suspensa cuando los muestreos de Sanidade le daban una cualificación de "buena".

La consellería defiende que su sistema de analíticas sigue los parámetros de una directiva aprobada por la UE en 2006 y un Real Decreto de 2007. La playa buenense fue sometida a un total de ocho muestreos durante el verano de 2013 y su peor resultado fue una concentración de microbiólogica de 120, muy lejos del tope máximo de 1.500. De hecho, la mejoría significó pasar de un año a otro de insuficiente a excelente en la calidad de sus aguas de baño.

Desde el Concello acogieron ayer con alivio la precisión de Sanidade, aunque anunciaron que de todos modos en los próximos días se realizará un nuevo muestro para comprobar la situación del arenal. Admiten que la presencia de un cauce fluvial que desemboca en la playa puede significar algún vertido "ocasional", aunque confían en las obras realizadas en los últimos años para mejorar la red de saneamiento y para eliminar focos de vertidos directos al río.