El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales ha acordado inadmitir el recurso interpuesto por la empresa Aqualia contra el anteproyecto de explotación, el procedimiento de adjudicación y el pliego de cláusulas para gestionar el ciclo integral del agua convocado por el Concello de Cangas. El tribunal entiende que el recurso es extemporáneo, al presentarse fuera del plazo legal, y además no razona ni concreta suficientemente los errores o incongruencias que denuncia, por lo que levanta las trabas para contratar el servicio.

El Concello volverá a convocar el concurso en los próximos días con un nuevo pliego que corrija las dos de las cuatro cláusulas impugnadas por la empresa Gestagua y que el tribunal sí admitió, relativas a la excesiva fianza provisional y a los condicionamientos para subir las tarifas y aplicar el IPC en años sucesivos. Si los técnicos municipales logran corregir estas deficiencias y se ponen de acuerdo en las cifras en las próximas 24 horas, el nuevo documento se sometería mañana a la aprobación plenaria, evitando la convocatoria de una próxima sesión de carácter extraordinario. El texto definitivo se publicará entonces en el Boletín Oficial da Provincia (BOP) y el Diario Oficial de Galicia (DOG), abriendo un plazo mínimo de 15 días para que las empresas presenten ofertas.

La resolución administrativa conocida ayer ha retrasado unos días los planes municipales, pero no los modifica sustancialmente, al contrario que las alegaciones de Gestagua. En este último caso el tribunal anuló la cláusula 10, que fija a las concursantes una garantía provisional del 3% del importe total, que se traduce en 1.663.212 euros (considerada "desproporcionada y carente de justificación" por la recurrente), y la 36.2, relativa a la fórmula de revisión de la tarifa y la aplicación del incremento del IPC anual, anulando en consecuencia el procedimiento de licitación. Políticos y técnicos no tienen claro las nuevas cuantías a exigir, que en el caso de la fianza provisional varían entre el 0% (o sea, su eliminación) y el 2%. Está previsto que hoy se produzcan contactos en el Concello para tomar una decisión al respecto, que apuntaría a una solución "intermedia".

Tampoco hay consenso sobre el plazo que se abrirá para que las empresas interesadas puedan presentar ofertas y Aqualia, la única que lo hizo en la convocatoria anterior, pueda actualizar la suya atendiendo a las nuevas condiciones. En el gobierno local existe la opinión de que, llegados a este punto, es preferible dar un margen más amplio que los 15 días que se exigen como mínimo. "Una semana más o menos de demora no sería relevante", señalan. El servicio de abastecimiento y saneamiento de agua está cubierto por la actual concesionaria, Aqualia, que tiene vigente el contrato hasta fin de año, mientras que Acciona Agua, encargada de gestionar la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Balea y que hoy termina el contrato deberá hacerlo con una prórroga obligatoria, por un máximo de seis meses, que aprobará mañana el pleno municipal.

La gestión del ciclo integral del agua durante los próximos 25 años (2014-2039) es el concurso municipal más relevante y de mayor cuantía económica de la historia del Concello de Cangas, y de su adjudicación dependen también importantes inversiones municipales en infraestructuras.