"O centro de saúde de O Hío- Aldán é prioritario e necesario para unha atención digna e de calidade", insiste el grupo municipal del BNG de Cangas, que exige emplear en esa infraestructura sanitaria el dinero público que se pretende destinar al "microconsultorio" proyectado en la "casa do médico", rechazado incluso por la Consellería de Sanidade y "dilapidando" recursos que tendrían más utilidad en otros cometidos. Mientras tanto, denuncia la formación nacionalista, los terrenos de O Viso cedidos por el Concello al Sergas están cubiertos por la maleza y ni siquiera se limpian.

Las quejas del BNG se trasladan al alcalde, José Enrique Sotelo, en un escrito donde preguntan qué cantidad de dinero se va a invertir en la antigua casa del médico y qué administraciones ponen los fondos para la obra, si el Sergas considera técnicamente viable el proyecto y por qué no se limpian los terrenos para el centro de salud. La portavoz municipal del Bloque, Mercedes Giráldez, no confía en recibir respuesta, dados los reiterados silencios del gobierno local ante las preguntas orales y por escrito de la oposición y las inquietudes de los ciudadanos. "¿Por que non ten acceso este grupo municipal e os veciños e veciñas aos planos do proxecto con todas as súas características e detalles?", cuestionan, a modo de denuncia por ese mutismo oficial.

Para el BNG, el gobierno cangués emprende la reforma del inmueble de O Hío sin contar con el visto bueno de la Xunta y financiado con fondos de la Diputación, lo que representa un despropósito más alrededor de este asunto. Anuncia que el grupo parlamentario del BNG insistirá en este asunto en la próxima comisión y que seguirá peleando por que se dé respuesta a las demandas y necesidades sanitarias de la parroquia.