Mientras tanto, la Consellería de Infraestructuras, a través de la empresa Narom, continúa los trabajos de reparación de los dos taludes derrumbados en el enlacde del corredor a Cangas y en el tramo entre este enlace y las alida en la rotonda de A Portela. Sin embargo, las obras están ocasionando problemas debido al importante movimiento de tierras que hay que hacer para eliminar el fuerte desnivel del monte, que motivó, con las aguas subterráneas, que se viniera abajo y arrastrara los muros de contención de piedra. Buena parte de esa tierras e está acumulando bajo el viaducto de Ameixoada creando una montaña de tierra.