Vitrasa inició ayer la renovación de su flota con la prueba de nuevos vehículos híbridos que reducirán el ruido y el consumo de combustible. La concesionaria de transporte urbano presentó este martes el primer vehículo que estará a prueba (marca MAN) y anunció que en las próximas semanas también ensayará con otro tipo de carrocerías como Iveco, Volvo y la gallega Castrosua. Los planes pasan por incorporar diez autobuses híbridos en el plazo de un año para ir renovando el parque móvil, que asciende a 121 vehículos.

El alcalde, Abel Caballero; el director general de Vitrasa, Juan Carlos Villarino, y los concejales de Fomento, David Regades, y Tráfico, Carlos Font, asistieron a las primeras pruebas por las calles de la ciudad. El nuevo autobús híbrido, que ya trabaja en una línea circular desde ayer, reduce el consumo de combustible (diesel) hasta un 30 por ciento y la emisión de CO2 baja a 56 gramos persona y kilómetro (en un bus no híbrido esta cantidad es de 75 gramos y en un turismo llega a 178 gramos).

Además, destacan por la disminución de la contaminación acústica cuando utilice solo la propulsión eléctrica, que se activará cuando el vehículo circule a menos de 30 kilómetros por hora y sus acumuladores no bajen del 50 por ciento de carga. La recarga de la batería se producirá durante el frenado. La ausencia de ruido también puede provocar que no sean escuchados por los viandantes. "Hay que alertar a los peatones de que no hacen ningún ruido, por lo que no lo oirán y deberán estar más atentos a la hora de cruzar la calzada", señaló Abel Caballero.

Juan Carlos Villarino, por su parte, destacó que Vigo se convertirá en la primera ciudad de Galicia en contar con vehículos híbridos y señaló que las pruebas se realizan para comprobar qué modelo se adapta mejor a la orografía viguesa.