Una avería en una de las traídas de la red general de abastecimiento provocó un géiser de agua en el barrio moañés de O Rosal de varios metros de altura. Al parecer reventó el codillo metálico de una de las tuberías, lo que provocó que el agua saliese con fuerza en el entorno de la Praza 25 de Xullo, una zona residencial con muchas viviendas y negocios. Los vecinos y comerciantes, alarmados por el agua, llamaron a la empresa concesionaria del servicio de abastecimiento, Aqualia. Los hechos ocurrieron alrededor de las 14.45 horas. Los operarios de Aqualia acudieron a reparar la fuga, y en una media hora la avería estaba arreglada. Vecinos de la zona alertan de que la instalación no estaba en buen estado en ese punto.

El líquido no alcanzó a las viviendas, aunque se llenó de agua la carretera.

Berducedo

Se trata de la segunda vez en un periodo relativamente corto de tiempo en el que los moañeses asisten a una columna de agua tan llamativa. Anteriormente la fuga se produjo en la carretera de subida al barrio de Berducedo, y la causa estuvo en las obras para dotar de aceras esa carretera, que dañaron las tuberías de la traída provocando la fuga de agua. También entonces el problema fue atajado en poco tiempo.