El concejal del BNG moañés Odilo Barreiro critica el estado en el que se encuentran las instalaciones deportivas municipales. Considera que viven una "situación de abandono", sobre todo los pabellones. En este sentido, y recogiendo denuncias "que foron presentadas na última comisión de Deportes polos representantes dos clubes afectados", el nacionalista considera "imprescindible" tomar medidas como completar el personal municipal para garantizar la limpieza y mantenimiento de los pabellones en las condiciones adecuadas "que garantan a práctica deportiva nun ambiente salubre e seguro".

Desde el BNG solicitan también la presencia del concejal de Deportes, Jorge Santomé, a disposición de los usuarios y clubes para atender a sus demandas, "xa que neste momento atópase totalmente ausente do seu labor municipal, centrado na súa vida personal". Demandan de Santomé "un cambio de talante, pois está instalado na descualificación continua ante calquera que solicite unha mellora no servizo do que é responsable".

Por último, solicitan al alcalde que "coordine as diferentes áreas para evitar desaxustes e solapamento de actos e actividades nas instalacións municipais. Feitos que non son comunicados aos usuarios regulares e provocan cancelacións non desexadas como as producidas no Entroido".

Barreiro defiende que el actual ejecutivo recibió en herencia "uns pavillóns deportivos en excelentes condicións e a realidade hoxe en día é ben diferente". Lamenta que solo la infraestructura de Reibón cuente con un conserje que se responsabilice de su uso adecuado y vele por su mantenimiento. Insiste en que todos ellos carecen de uns servicio de limpieza regular y sufren desperfectos, lo que provoca reproches por parte de los usuarios.