El Concello continúa realizando obras en diferentes calles de Marín. En la jornada de ayer se trabajó en la calle Recamán, así como en A Roda, Fondo do Saco y Méndez Núñez.

Los trabajos en la calle Recamán, vía que da acceso al cementerio municipal, consistieron en la colocación de nuevas tuberías. El motivo por el que se sustituyeron las viejas cañerías es el mal estado en el que se encontraban y la posibilidad de provocar nuevas averías. Con esta actuación, que terminará en los próximos días, se completará el saneamiento de esta vía, según destacó ayer el Concello.

Por otro lado, la campaña de limpieza del casco urbano sigue llevándose a cabo en las principales calles marinenses. En la jornada de ayer el turno fue para las céntricas vías con pavimento empedrado de Méndez Núñez, A Roda y Fondo de Saco. La limpieza consistió en el paso de una máquina que riega el suelo con agua a presión quitando, de este modo, la suciedad del empedrado. Se arregló también el problema de los malos olores que desprendían estas calles.