La proposición de subida del 15,10% en las tarifas actuales de la piscina municipal de Moaña vuelve a estar encima de la mesa. Meses después de intentar su primer debate, el pleno vuelve a llevar este tema dentro del orden del día de la sesión convocada para esta tarde a las 20.00 horas en el consistorio. Desde la plataforma de afectados de Novagalicia Banco sostienen su intención de impedir una vez más el desarrollo del pleno, por lo que no podrán debatirse los 16 puntos del orden del día ni habrá posibilidad de aprobar o rechazar el planteamiento de Aqualia.

Precisamente la imposibilidad del desarrollo del debate plenario desde el mes de enero hizo que la concesionaria tomara la decisión de buscar el equilibrio económico con varias medidas, entre las que se incluyó el despido de dos trabajadores. Esta medida fue muy criticada desde el gobierno local, que defiende el mantenimiento de los puestos de trabajo dada la difícil situación económica y la alta tasa de desempleo en la comarca.

El pasado 7 de junio Aqualia también presentó una proposición de horario del Centro Deportivo y anunció ante el Concello de Moaña su intención de llevar a cabo otras medidas para buscar la rentabilidad dada la parálisis en la actividad política. Justifican que la subida del IVA de un tipo impositivo de un 8% al actual de un 21% ha supuesto un efecto negativo en el número de los abonados, una circunstancia que se ve agravada por la crisis económica. Además, reiteran que los costes de personal se han incrementados un 28% desde la apertura del Centro Deportivo, una situación que se torna insostenible.

Desde el gobierno local recuerdan que la concesionaria debe respetar todas y cada una de las condiciones que se contemplan en el contrato. El edil de Deportes, Jorge Santomé, confirma que "en los próximos días mantendremos una reunión con la concesionaria en la que exigiremos el cumplimiento de las cláusulas de la concesión", aunque la fecha todavía está pendiente de concretar. "Estamos esperando a que el secretario finalice el estudio de todos los documentos y después mantendremos la reunión con la concesionaria", especifica.

Mientras tanto, la empresa prefiere mantenerse al margen de la polémica y declina a realizar cualquier tipo de declaración. No obstante, de uno de sus escritos se desprende que "se intentarán adoptar medidas para lograr el equilibrio de la concesión", entre las que se incluyen la reducción de los horarios de apertura en quince horas semanales, la disminución de los cursos de natación y actividades dirigidas en 18 horas, la clausura del vaso durante los horarios de menor afluencia de clientes o la exclusión de un monitor de la sala de fitness.

Terrazas

Otro de los puntos destacados dentro de la orden del día de la sesión plenaria de julio es la aprobación definitiva y resolución de alegaciones de la ordenanza municipal reguladora de terrazas para actividades de restauración. Este nuevo documento recoge variaciones con respecto a la anterior normativa de 2005, como las características de las estructuras y los cierres o la actualización de las tarifas por posibles infracciones.

También está pendiente de debate plenario la resolución definitiva del reglamento para la organización y funcionamiento del punto de atención a la infancia, denominado Programa Aquelar, así como el inicio del expediente para el nombramiento de Roberto González como hijo predilecto de Moaña a título póstumo o varias mociones sobre cuestiones como el problema de las preferentes, el Centro de Alta Resolución, el derecho a la libre decisión de las mujeres, el mantenimiento de los Juzgados de Paz o las demandas del colectivo de pensionistas del extranjero.