Todavía quedan algunas citas pendientes antes de dar el visto bueno para abrir el proceso de adjudicación de las instalaciones de O Beque, en Moaña. El concejal de Deportes, Jorge Santomé, asegura que es necesario matizar varios puntos del estudio económico para que el proyecto salga adelante, como por ejemplo los costes establecidos para el alquiler de las pistas deportivas o para el servicio de piscina. Aunque la prioridad de la corporación es que el complejo de Meira esté en funcionamiento lo antes posible, es necesario concretar las bases de licitación para que el proceso salga adelante.

Durante la última reunión, los miembros de la comisión mostraron su postura con respecto al estudio económico para la explotación de O Beque, realizado por María Torea y en el que se prevén algunos datos como los beneficios que podrían dar las instalaciones, cuantificados en 16.900 euros el primer año. Santomé indica que, tras conversar con los miembros de la oposición, es necesario realizar varios ajustes. El más destacado es establecer unos costes "más apropiados" para el alquiler de las pista o concretar los precios del servicio de piscina, uno de los atractivos principales de las instalaciones.

Según indica el estudio, el alquiler de las pistas para uso particular por horas sería de 4 euros y se incluiría el derecho a la utilización de duchas y vestuarios. Por otra parte, el arrendamiento de las instalaciones sin derecho a las duchas sería de tres euros por fracción y para uso colectivo -más de dos personas por pista- sería de 20 euros por hora con acceso a las duchas o de 10 euros si se incluyen solo las pistas. El edil aclara que dicha tabla debe "revisarse", ya que "existe un desfase evidente en los costes, ya que no puede haber una variación tan destacada entre el alquiler de un particular o una pareja y un grupo de amigos". Considera que lo más apropiado sería realizar una subida escalonada, en la que no se aprecien grandes diferencias en los costes.

Además, recuerda que en el actual análisis no existe una tabla de tarifas para el acceso a la piscina. Este tipo de instalaciones podrían representar una fuente de ingresos importante, ya que muchos usuarios "se acercan hasta allí en verano y hay que establecer un coste para calcular otra vez los beneficios y los gastos".

La subida anual en el importe del canon, establecido en 4.800 euros, es otro de los puntos destacados dentro del estudio. El edil indica que "hay que hacer varios matices" en este sentido para que "después no haya confusiones a la hora de aplicar las subidas".

Adjudicación

La comisión que debate las cláusulas para el proceso de adjudicación de las instalaciones de O Beque considera que es "una buena opción" tener en cuenta las propuestas que beneficien a los usuarios. Según aclara el edil de Deportes, a la hora de valorar las propuestas se tendrán en cuenta aquellas en las que se reflejen "cambios positivos o nuevas construcciones" que hagan más atractivo el complejo lúdico. "Lo lógico es que obtengan una mayor puntuación aquellos que incluyan actividades nuevas porque a largo plazo benefician a todos", expone.

Santomé aclara que en los próximos días volverá a convocar una reunión, en la que se incluirán las modificaciones del estudio económico y otras aclaraciones puntuales que mejorarán la propuesta. Su objetivo es que O Beque esté abierto al público en la época estival, coincidiendo con un incremento considerable del turismo. Para ello, tratará de incorporar la propuesta de licitación en el orden del día del pleno de marzo.