Redacción - Cangas

El trazado de ampliación del Corredor del Morrazo, cuya aprobación definitiva fue publicada este lunes, no incluirá los túneles que se habían solicitado en el período de alegaciones durante la información pública, según aclara la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas. El departamento que dirige Agustín Hernández confirma que algunas alegaciones pedían, para evitar los desmontes que supone la obra del desdoblamiento, que se construyeran falsos túneles o túneles, pero en el informe de respuesta, tras analizar caso a caso, se concluyó que las solicitudes eran inviables. "La ejecución de túneles (sólo para la segunda calzada, cabe recordar), además de suponer un sobrecoste inasumible, supondría un retraso muy importante en la ejecución de los trabajos y las técnicas tienen una ejecución más compleja".

Ahora bien, la consellería entiende que en vista que las alegaciones, en el fondo, expresaban una preocupación por el impacto visual y medioambiental de la ejecución de nuevos taludes, paralelos a los actuales, "se decidió incluir una cláusula en la aprobación definitiva: Na redacción do proxecto de construcción realizaranse os axustes puntuais da sección tipo e dos elementos de drenaxe lonxitudinal necesarios para minimizar as afeccións os noiros de desmonte do corredor actual". Esto siganifica que se insta al redactor del proyecto consultivo a que realice ajustes donde sea posible de tal forma que la necesidad de actuar sobre los taludes actuales, que siempre será necesaria, se minimice tanto como sea técnicamente posible.

Respecto a las expropiaciones, aclara la consellería que debido a que los datos que aparecen en el catastro, que fueron los empleados como dice la Ley de Expropiación Forzosa en la redacción del proyecto de trazado, suelen ser imprecisos e inexactos, se decidió completar la información sobre la titularidad de las fincas con los datos que ya obran en poder de la Xunta, cuando se desarrolló el proceso de expropiación del actual corredor.

De todas formas, dice que esta recopilación de datos "no afecta a la línea de expropiación ni a la superficie expropiada, bienes afectados o su valoración. Sólo se elaborarán unos nuevos planos parcelarios donde las líneas límite de las fincas serán las identificadas durante la expropiación anterior".