Los rosquilleros, los peruanos, los de las casetas de tiro, los libreros, y hasta los de las propias atracciones. Los feriantes, en general, están “capeando el temporal”. Todos notan la crisis. Todos se las ven y se las desean para que los visitantes se paren un momento y gasten el dinero en lo que ofrecen, tratando de salir a delante en un negocio en el que el verano es la época más importante.

“Por aquí delante pasó mucha gente”, explica uno de los feriantes, “pero nada, no hay manera de que compren, es todavía peor que el año pasado”. El verano del 2009 ya fue un periodo de crisis para muchos de estos comerciantes y, a pesar de que tenían la esperanza de que las cosas mejoraran, este año las ventas están resultando todavía peores. “No es oro todo lo que reluce”, apunta uno de los rosquilleros, haciendo referencia a la gente que pasea por el centro, pero que gasta poco. “El día del Cristo nos suele ir genial, pero este año fue como un día más”, relata una de las dependientas de un puesto de libros. “Tenemos compañeros y amigos que están vendiendo por aquí, y están viviendo lo mismo que nosotras”, explican.

Los “menos afectados” son los propietarios de las atracciones. “Los padres les dicen a los niños que elijan una cosa, y estos escogen subirse a algo”, explica el propietario de una de las casetas de tiro, que ha visto como se reducían tanto el volumen de su negocio como el número de compañeros que solían acudir a la festividad.

Además de a la crisis, algunos de estos mercaderes, achacan el descenso de ventas a un verano excesivamente caluroso. “La gente se va a la playa, y muchas personas mayores no bajan porque este calor es demasiado”.

El programa continúa

A pesar de todos estos problemas, las actividades programadas de las fiestas se están llevando a cabo sin incidencias. Así, ayer “El gran ballet de los cuentos”, el ballet del teatro nacional de la ópera de Lviv, de Ucrania, actuó en el auditorio municipal; mientras que el Eirado do Costal acogió a los títeres de “Titiricircus”, consiguiendo que los más pequeños fueran los protagonistas de la tarde.

Para hoy está previsto el primer Encontro de Corais del municipio en el que participarán Los Galaicos, la Coral Santiago de Cangas, Amigos da Canción, y la Coral Lestonac; el evento se celebra en el Eirado do Costal a las nueve de la noche. A las diez y media de la noche, la Praza das Pontes acogerá un concierto del grupo gallego Na Virada, mientras que a mediodía tendrá lugar un pasacalles a cargo de la Charanga Air Jalisia.