Cangas acoge este fin de semana un campeonato de España de triatlón con más de 600 atletas, que han llenado los hoteles, comen en los restaurantes, y sin embargo la mayoría de la población desconoce que haya esta actividad. No se ha hecho una imagen, a la altura de lo que es un campeonato así, que luzca por las calles y locales de Cangas para dar la bienvenida a los visitantes y mostrarles las ofertas, ya sean gastronómicas como de ocio. Los hosteleros saben que algo está fallando en la promoción del municipio y así lo reflejan en un estudio sobre necesidades del sector que ha realizado la consultora local Altagracia Consultores con encuestas a 40 establecimientos del municipio. Entre sus resultados de este trabajo, se destaca que el 95% de los empresarios de hostelería consultados consideran que Cangas tiene recursos naturales, culturales y gastronómicos suficientes como para posicionarse en un lugar destacado dentro del mercado gallego. Sin embargo consideran que no hay un plan eficaz que desarrolle las características que tiene Cangas para convertirse en un destino turístico de referencia en la Comunidad gallega.

El estudio ha sido dirigido por el consultor cangués Fredi Iglesias, que ya ha ocupado varios puestos directivos en hoteles fuera de Galicia y últimamente en el grupo Vips en el País Vasco. La empresa consultó a los propietarios y gerentes de estos locales acerca de varios datos técnicos de sus negocios, como las acciones publicitarias que llevan a cabo, la relación con la administración local y asociaciones empresariales, el perfil de sus empleados y su nivel de formación, en definitiva, cómo se sentían posicionados dentro de su sector.

La encuesta analiza los resultados en cinco apartados: número de empleados, formación, publicidad, tipo de cliente y valoración del apoyo a los empresarios del sector.

Así, en cuanto a la cantidad de empleados por establecimiento, en cafeterías, restaurantes y bares el promedio de trabajadores por local oscila entre 1 y 3, incluido el propietario. La cifra varía según se dediquen sólo al servicio de bebidas o a la elaboración y venta de comidas, en cuyo caso se necesitan más empleados. En los establecimientos dedicados al alojamiento de huéspedes, el número aumenta y varía entre 5 y 12, dependiendo del tamaño del local y de los servicios que acompañen (restaurante, personal de limpieza, camareras de pisos...).

El estudio recoge que la cifra de empleados puede llegar a aumentar en un 200% en la época de verano o de Semana Santa, cuando hay más volumen de clientes.

Respecto a la formación, dentro del segmento de cafeterías, restaurantes y bares, el 10% de los empresarios consultados dice poseer algún tipo de formación específica relacionada con la hostelería o la gestión empresarial. En cuanto a los alojamientos, los datos varían considerablemente y el porcentaje de gerentes formados profesionalmente en el sector asciende hasta el 90% de los consultados. En el trabajo se detalla que la formación es adquirida mediante cursos organizados por asociaciones empresariales o patronatos turísticos y, en menor número, también a través de titulaciones académicas en hostelería y turismo.

En el caso del personal laboral, la formación desciende aquí hasta el 20% de los empleados, que confirman tener formación específica y la mayoría proviene de cursos subvencionados a través de fondos sociales.

Buen número de los empresarios consultados valoran muy positivamente que el empleado demuestre, sobre todo, ganas de trabajar y aprender, y consideran que poseer un equipo formado y profesional sería una gran ventaja para su negocio. En algunos locales es precisamente el empresario quien se encarga de formar y guiar al nuevo empleado en sus tareas en el local de hostelería.