Nuevo retraso en la llegada del cadáver del marinero peruano al puerto de Vigo. La consignataria confirmaba ayer que el barco británico "St. Helena" en cuyas bodegas viaja el cuerpo sin vida y congelado del peruano afincado en Cangas, Carlos Buenaventura Valladares, volvía a retrasar su salida del puerto de Porland, en Reino Unido.

Por su parte, el alcalde de Cangas, José Enrique Sotelo, emitió ayer un duro comunicado en el que se advierte que "exigiremos la inmediata repatriación del cuerpo de Carlos Buenaventura, con la intención de salvaguardar los derechos de esta familia canguesa". El gobierno de Cangas denuncia la desidia "tanto de la casa armadora, la Opagu (Organización de Palangreros de A Guarda), como otras administraciones públicas". Así, el lunes, el alcalde convocará una Junta Municipal de Portavoces para establecer un cuadro de actuaciones, entre las que no se descartan medias de presión, como la de denunciar ante las autoridades laborales competentes la situación. "Resulta incomprensible que en el año 2007 nos encontremos con una situación tan dantesca en la que el cuerpo de Carlos Buenaventura, vecino de Cangas y de nacionalidad peruana, siga perdido en un contenedor mercante varado en la costa inglesa".

"Una falta de respeto a los valores éticos"

El Concello de Cangas se une al dolor de la familia del marinero muerto en la costa de África el pasado mes de febrero y considera que las actuaciones elevadas a cabo hasta la fecha por pate de la empresa armadora, la Orpagu y otras administraciones son una falta de respecto a los mínimos valores éticos y humanos..

Ayuda municipal

Desde el gobierno municipal se recuerda que se ayudó desde el primer momento a la familia del marinero fallecido, desde el mismo instante en el que se comunicó el suceso "manteniendo continuos contactos con la viuda, asistiéndola con ayudas de emergencia social, con asesoramiento municipal e incluso proporcionándole un contrato labora a uno de los hermanos del fallecido, consciente de que Carlos Buenaventura era la principal fuente de ingresos para su familia. "Nuestra vinculación ha sido clara y firme desde un principio".

El alcalde de Cangas, José Enrique Sotelo recibió en varias ocasiones a la esposa y hermanos del marinero fallecido.