La Autoridad Portuaria de Vigo dispone en el litoral de O Morrazo de tres zonas de servicio que generan 6 actividades en Cangas, 18 en Moaña y 1 en Vilaboa. En el año 2006 tan sólo se otorgó una concesión para la empresa Aislamientos Térmicos de Galicia con el fin de construir una nave industrial en A Guía, en Moaña. Así figura en la memoria del Puerto que acaba de publicarse.

El primer tramo de la zona de servicio del Puerto vigués en la comarca abarca desde Punta Estralo, en Vilaboa, hasta el Puerto de Domaio, en Moaña. La segunda se centra en la parroquia moañesa de Meira, entre Industrias Navales La

Moa y la playa de Meira; y la tercera, en Cangas, desde el puerto pesquero hasta Punta Borneira.

El municipio de Moaña es el que más obras o actividades autorizadas a particulares registra del Puerto de Vigo, según se recoge la memoria. Así, figura la depuradora de moluscos en O Latón, de la que es titular "2 Rías", un muelle para materiales de Rodman Polyships, el astillero de Montajes Cancelas en Meira, la estación depuradora de marisco y tuberías de aspiración y desagüe en A Tella, en Domaio, propiedad de Luis Rosales, el varadero de Punta Mouro, en Moaña, fábrica de Aislamientos Térmicos de Galicia en Meira y un embarcadero para material en Meira, del que es titular, Transpesca. La relación continúa con el taller mecánico y naval y varadero en Moaña, de Industriales Navales A Xunqueira; una ampliación en las tuberías de toma y desagüe de Marcos Lago Díaz, que también posee otra actividad de pantalán en A Borna; una superficie y nave para secadero de bacalao en A Tella, de Mariscos Ría de Vigo. El Concello de Moaña también figura entre los concesionarios por la red del saneamiento y el centro de la Tercera Edad y usos múltiples de Domaio; y Rodman vuelve a aparecer con una rampa de varada en Meira. El frigorífico Fandicosta figura bajo el epígrafe de agrupación de concesiones en Domaio. Las tres últimas concesiones en Moaña son las de Industrias Navales La moa, con instalación de pantalanes; Varaderos Domayo, para reparación y carenado de barcos; y Astilleros Atollvic Morrazo para refundición y taller mecánico naval.

Todos estos concesionarios, salvo el Concello que está exento, pagan unas cuotas anuales que suman 167.867 euros.

En la zona de servicio de Cangas, aparecen los Hermanos Gandón con una depuradora de moluscos en O Salgueirón; Residencial Marina Atlántica, con dos concesiones para una fábrica de conservas y para la construcción y explotación de un puerto deportivo en O Salgueirón; Frigoríficos del Morrazo, también con dos para un dique de abrigo y refundición y ampliación de concesión en O Salgueirón; y el Concello con un colector y estación depuradora.

Las cuotas en el caso de Cangas suman 84.364 euros, de los que la mitad son de Residencial Marina Atlántica. La empresa que más cuota abona es Fandicosta, con 51.079 euros.

En Vilaboa sólo aparece una rampa para construcción y reparación de embarcaciones, de Marcelino Acuña, que ha tenido autorización de concesión en 2006 para una depuradora.