La CIG acaba de poner en marcha un curso de primeros auxilios orientado a los profesores. El objetivo es impartir una serie de nociones básicas para que los docentes sepan reaccionar ante una emergencia y aplicar los primeras medidas antes de la llegada de una ambulancia. Los primeros en acogerse a esta iniciativa han sido los profesores del Eduardo Pondal, que durante los últimos días han recibido clases de monitores especializados y técnicos de transporte sanitario.

"El curso tiene muchos contenidos prácticos, como las últimas técnicas en reanimación cardiopulmonar, actuación en un supuesto de accidente, traumatismos o quemaduras", subrayan los monitores. Subrayan que "en el año 2005 cambiaron todos los protocolos sobre reanimación y también hicimos hincapié en la posición en la que se debe poner al herido para ayudarle a recuperar la consciencia o en cómo proceder a la inmovilización". La última clase se dedicó a la actuación ante un accidente de tráfico y para ello contaron con la ayuda desinteresada de Protección Civil Cangas, que cedió parte de su material.

Los monitores señalan que los colegios que estén interesados en este curso pueden ponerse en contaco con la Federación de Ensino de la CIG o con su servicio de formación (Forga). El curso consta de 30 horas lectivas y está homologado por la Consellería de Educación.