La Semana Santa de Cangas ofrecerá este año una novedad en la Virgen de los Dolores que, después de 200 años cambia de vestido. El coordinador de la Semana Santa, Manuel Gil, encargó la confección de la vestimenta al taller del sevillano, Francisco Franco (Coria del Río, 1951), que ultima estos días los últimos retoques. Está previsto que Manuel Gil recoja la pieza el próximo día 24 para traerlo a Cangas. Franco, que empezó con el taller hace 22 años, trabaja para toda España, incluso para Italia de donde un directivo de la BMW le solicitó un presupuesto para decorar un palacio que superó los 500 millones de las antiguas pesetas.

- ¿Cómo es el nuevo vestido de la Dolores de Cangas?

- Es un trabajo muy bonito, con hojas de rosa y pétalos bordados con hilo de oro fino de 24 quilates. Es casi igual al que tiene, aunque está bordado con hilo fino de canutillo. Este hilo no es hueco, como el que tiene ahora el vestido, sino macizo, lo que permite dar otra plasticidad. Para nosotros, los artesanos del bordado es como el día y la noche. Las rosas van montadas con hojas aéreas, no sujetas a la tela y las espinas bordadas casi pinchan.

- ¿Es del mismo color?

- No, antes era un morado nazareno y ahora es un tinto oscuro, burdeos. Ya no se hacen tantas gamas de morado como antes. Va a resultar muy bonito.

- ¿Está acabado?

- Lo estamos acabando para el día 24, cuando vendrá Manuel Gil a recogerlo.

- ¿Cuándo empezó con el taller?

- Hace 22 años. Mi auténtica profesión es instalador eléctrico, pero como hermano mayor de la cofradía de Coria del Río, que está a 11 kilómetros de Sevilla, hablaba mucho con una persona que bordaba y montamos un taller en sociedad que después continué yo en solitario .

- ¿Cuántas personas trabajan en el negocio?

- Todo el año estamos 12 personas. Trabajamos de forma manual, salvo algunas cosas que se hacen con la máquina de empalmar, pero le puedo decir que la máquina trabaja al año sólo unas 20 horas.

- ¿Qué tipo de trabajos realizan?

- El 95% para las cofradías religiosas, y el resto para los ayuntamientos, colegios oficiales, bandas y para el Ejército.

- ¿Para casas particulares?

- Tenemos también algunos trabajos de restauración. En el año 2000 participamos en la feria de artesanía de Milán, en Italia, y desde entonces trabajamos también. Hemos recibido la solicitud de un presupuesto para decorar el palacio de un magnate la BMW que superaba los 500 millones de las antiguas pesetas. Al final no salió pero el presupuesto se hizo. Había que bordar cortinas, tresillos, edredones...

- ¿Le viene este trabajo de herencia?

- No, empecé como afición. Con las manos hago lo que sea y en dibujo siempre fui bueno.

- ¿Podrá estar en Cangas para ver la procesión de los Dolores?

-Me gustaría, pero en esas fechas es cuando más trabajo tengo porque las imágenes de la cofradías sólo salen una vez al año y tienes que estar allí para hacer todas las mediciones. En esa semana puedo viajar a cinco lugares diferentes de España. Pero a Cangas iré otro año.