A grandes males, grandes remedios. La cofradía de Aldán está a punto de dar un paso al frente y su patrón mayor anunció que el año próximo se pretende repoblar la ría con alevines de pulpo. "Las crías crecerá en cautividad, en una planta ubicada en tierra, y luego se echarán al mar para permitir una regeneración y repoblación en el recurso", explica el patrón mayor, Jorge Pérez. El máximo responsable del cabildo indicó que "estamos realizando las gestiones necesarias" y aseguró que en pocos días se conocerán nuevos datos de este plan para la recuperación del cefalópodo.

Salida de futuro

Lo que tiene claro el patrón mayor cangués es que "ésta es una de las mejores salidas y alternativas de futuro para la flota" ya que argumenta que "el sector tiene que ser capaz de desarrollarse por si mismo sin esperar las ayudas económicas ni las subvenciones de nadie". En este sentido, el pósito ya ha puesto en marcha varias iniciativas pioneras dentro de la pesca de bajura gallega. La última consiste en la repoblación de la ría con ejemplares de navaja, con lo que también se pretende recuperar una especie bastante castigada. De esta manera, en las últimas semanas, se han sembrado alrededor de 5.000 crías de este marisco en determinados puntos de la costa de las parroquias de Aldán y O Hío. Esperan que en el plazo de un año se puedan ya comercializar.