Los clientes de la sucursal no podían salir de su asombro cuando en la puerta de entrada del local ubicado en la calle Daniel Castelao se encontraban con el cartel "Cerrado por atraco". Los vecinos y los comerciantes del lugar no daban crédito a los comentarios que les confirmaban la comisión de un atraco a plena luz del día.

"Acabábamos de entrar cuando una clienta de la peluquería nos informó de que acababan de robar el banco", apuntaba la peluquera Mari Luz Paredes. "Normalmente por aquí suele haber mucha gente pero hoy -por ayer- no ha habido especial movimiento. Lo cierto es que no vimos salir a nadie", explicaba su compañero de trabajo Enrique Eiroa.

Basándose en los comentarios de testigos indirectos, se afanaban en construir una versión de los hechos. "Nos dijeron que dos personas habían asaltado el banco y huyeron en un coche en dirección a Marín, pero nadie ha visto nada", señalaban los vecinos.

Total normalidad

También coincidían en señalar la aparente normalidad con la que transcurrió la mañana. "No podemos decir que haya habido señales de agresividad o de violencia. Tampoco se han oído vehículos a gran velocidad. No podemos creer que se haya producido un atraco", comentaban. "Sabemos que una persona que estaba dentro del banco salió pálida diciendo que la sucursal había sido atracada", apuntaban. Por su parte, los empleados de la sucursal declinaron hacer declaraciones sobre el suceso que ayer se produjo en Moaña.