La Mancomunidade de Municipios de O Morrazo pondrá al cobro voluntario un nuevo recibo de la basura a partir del próximo día 1 de septiembre. El plazo para que los vecinos hagan frente al pago del mismo finaliza dos meses después, esto es, el 2 de noviembre de 2005.

En este periodo, el organismo supramunicipal espera recaudar un total de 738.485,59 euros procedentes de la tasa por la prestación de los servicios relacionados con la higiene pública y correspondientes al primer semestre del año 2005.

Por concellos, el que más espera recaudar a lo largo de estos dos meses es el de Cangas, con un importe de 365.670,38 euros. A continuación se sitúa Moaña, cuyo padrón recoge una cantidad ligeramente superior a los 205.221 euros. Finalmente, el municipio buenense podría aportar a las arcas de la Mancomunidade un total de 167.593,80.

Liquidaciones

En la localidad canguesa, la de mayor población, el padrón contempla un total de 11.928 liquidaciones, mientras que en Moaña se elevan hasta las 7.192. Por su parte, en Bueu se emitirán 5.429 recibos. Estos datos arrojan unas cifras totales de 24.549 liquidaciones entre los tres municipios.

El padrón fiscal, procesado por la empresa Tribugest, así como las liquidaciones pertinentes, fueron aprobados mediante una resolución de la presidenta del ente comarcal, Elena Estévez. El dictamen presidencial se hará público en los próximos días a través de su publicación en el Boletín Oficial de Pontevedra.

A partir de aquí se procederá a la exposición pública del padrón durante un plazo máximo de quince días, tiempo durante el que el documento estará a disposición de los vecinos en los concellos, además de en las propias oficinas de la compañía encargada de su realización.

Asimismo, la resolución emitida por la presidenta de la Mancomunidade y alcaldesa de Bueu en la que se aprueba el padrón y se incorporan las liquidaciones correspondientes podrá ser recurrida mediante un recurso de reposición ante la Presidencia en un plazo máximo de 30 días a partir del mes siguiente al de la finalización de la exposición pública del patrón.