Las parroquias buenenses de Beluso y Cela celebraron ayer la primera jornada de sus fiestas patronales en honor a Santa María y San Roque. A pesar del intenso calor que se vivió durante todo el día, cientos de personas se dieron cita para participar en los actos religiosos y disfrutar de la música y el baile en compañía de familiares, vecinos y amigos.

En Beluso, los actos se iniciaron con una multitudinaria misa para honrar a la patrona de la parroquia. Se contó también con la actuación del grupo de gaitas Os Chaneiros de Marín y de la coral polifónica Marusía de Bueu. Ya por la tarde, repitieron Os Chaneiros, esta vez acompañados de su grupo de baile. La verbena nocturna estuvo amenizada por las orquestas D. Moda y Azúcar.

En Cela, la ceremonia religiosa comenzó sobre las 13.00 horas. La tradicional procesión posterior fue seguida por un gran número de vecinos. Asimismo, la música también estuvo presente durante todo el día: a mediodía a cargo de la banda de música A Vértula y por la noche con las orquestas Magos de España y Troco.

Hoy continúan las celebraciones en ambas parroquias, esta vez para honrar a San Roque. Las misas ocuparán la mañana en los dos lugares. En Beluso, la actuación musical correrá a cargo del grupo de gaitas Retrouso. Los festejos se cerrarán con la tradicional verbena nocturna con las orquestas Los Duendes y Soprano.

En Cela actuará Airiños do Morrazo, mientras que por la noche serán las orquestas Gran Casino y Verde Menta las encargadas de cerrar las fiestas.