La Consellería de Medio Ambiente inició ayer una serie de obras para recuperar dos zonas de Bueu degradadas ambientalmente, ambas situadas en el entorno de la carretera de O Valado. La empresa adjudicataria, Sercom, comenzó a trabajar en un punto situado muy cerca de la pequeña capilla de Santos Reis y cuando acabe aquí se desplazará un poco más arriba, a la altura del vial que sube al polígono industrial de Castiñeiras.

Estas labores están presupuestadas en 9.000 euros y con ellas se pretende limpiar y rehabilitar zonas en las que se han ido acumulando escombros, enseres y desperdicios. Desde el concello explican que las obras incluyen una limpieza del fondo del talud, lugar en el que se acumulan frigoríficos, cocinas y demás electrodomésticos. En cuanto acabe esta primera fase de los trabajos, los operarios procederán a colocar una capa vegetal para que la regeneración del entorno sea completa.

La actuación incluye además la instalación de una valla de madera para impedir que se vuelvan a depositar escombros y restos. La señalización se reforzará con la instalación de un cartel en el que se informa de la prohibición expresa de arrojar basura en estos puntos. La empresa Sercom tiene previsto acabar con la limpieza de la primera de las zonas entre hoy y el martes.

Este tipo de actuaciones no son nuevas en el Concello de Bueu y de hecho esta es la segunda fase de un plan que ya se desarrolló con anterioridad en otros puntos sensibles del municipio, situados en las parroquias de Cela y Beluso. Tanto el concello como la Mancomunidade do Morrazo recuerdan a los vecinos que pueden solicitar que Aymasa recoja los enseres voluminosos de los que quieran deshacerse.