La portavoz municipal del BNG en Cangas, Clara Millán, y el portavoz del PSOE en la comisión de Urbanismo, Agostiño Entenza, han sido citados para hoy en el concello por el alcalde. José Enrique Sotelo inicia así la ronda de contactos comprometida en el último pleno con la finalidad de fijar un calendario para la tramitación de un nuevo Plan Xeral. Mañana tiene previsto reunirse con el concejal de la FPG, Mariano Abalo -que todavía no tiene claro si acudirá a la cita-, así como con una delegación de los técnicos que trabajan en el municipio cangués y que ya mostraron en varias ocasiones su disposición a colaborar en la elaboración del nuevo documento.

Sotelo adelantó ayer que le transmitirá a todos los portavoces la conveniencia de aprovechar las alegaciones al PXOM presentadas por los vecinos, al tratarse de un material valioso que evitará volver a empezar de cero. La aceptación de dichas alegaciones recogidas e informadas por el equipo redactor -Arteplán- se regirá por criterios técnicos, aunque hay algunas que presentan dudas que deben resolver los políticos. Buscar un punto de acuerdo sobre ellas es uno de los primeros pasos para fijar un punto de partida.

Con respecto a las discrepancias expresadas por los diferentes portavoces políticos sobre los convenios urbanísticos -en especial los firmados con Maderas Lago Rey y Frigoríficos del Morrazo-, el alcalde insistió en que "todo es discutible y mejorable", y que está abierto a nuevas propuestas: "Escucharé las ideas que tienen al respecto y que puedan plasmarse en un documento". No obstante, advirtió que es más fácil criticar que hacer propuestas, y que "una cosa es predicar y otra muy distinta, dar trigo".

Las negociaciones con los demás grupos las lleva directamente el alcalde, que antes delegaba esas tareas en el teniente de alcalde, Carlos Vázquez Marinelli -que anunció recientemente su dimisión- y el concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Gómez Millán, que ni siquiera ha asistido a los últimos plenos.