La Consellería de Educación acaba de adjudicar las obras del gimnasio del colegio de A Torre a la empresa Bicsa y las obras comenzaron ayer mismo. La concejala Josefa Celard apuntó que durarán entre tres y cuatro meses, por lo que estarán finalizadas entre octubre y noviembre. El coste de los trabajos asciende a 180.000 euros y ésta es una vieja demanda de la comunidad educativa de la parroquia de Cela.

El proyecto recoge que el gimnasio ocupará una superficie total de 287 metros cuadrados, de los cuales 200 se dedicarán a pistas deportivas. La instalación contará con un porche en la entrada, un vestuario en los monitores y otros dos para los escolares de A Torre. Además, se reservará espacio para los servicios públicos, un aseo para minusválidos y dos cuartos para almacenaje. En todo caso, el gimnasio estará comunicado directamente con las actuales dependencias escolares para que los niños puedan acceder a él sin necesidad de salir al exterior.

La intención inicial de la delegación de Educación era proceder a cubrir la actual pista deportiva. Sin embargo, los técnicos desaconsejaron esta obra ya que era inviable debido a los requisitos que había que cumplir.