Segunda vuelta

Las Francias de Mélenchon, Macron y Le Pen: los resultados de las elecciones legislativas, en gráficos

Con los 577 escaños de la Cámara ya asignados, el Nuevo Frente Popular (NFP) de socialistas, comunistas, ecologistas y La Francia Insumisa (LFI) ganó las elecciones con 182 escaños, más otros 13 independientes de izquierda

Los resultados de las elecciones legislativas de Francia.

Los resultados de las elecciones legislativas de Francia.

Jose Rico Francisco | José Moya Francisco

La histórica victoria de la extrema derecha en la primera vuelta de las elecciones legislativas en Francia ha tenido su respuesta siete días después con la histórica victoria de la izquierda en la segunda vuelta. La movilización de los bloques progresista y macronista para impedir, con una retirada estratégica de candidatos, que el partido de Marine Le Pen alcanzase la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, surtió efecto y los ultras fueron relegados a la tercera posición. Sin embargo, el mapa electoral de Francia deja dos realidades paralelas: el reparto de escaños refleja un país partido en tres grandes bloques, pero los porcentajes de voto indican que los lepenistas tienen cada vez más fuerza en las urnas.

Con los 577 escaños de la Cámara ya asignados, el Nuevo Frente Popular (NFP) de socialistas, comunistas, ecologistas y La Francia Insumisa (LFI) ganó las elecciones con 182 escaños, más otros 13 independientes de izquierda. Ensamble (Juntos), la coalición del presidente de la República, Emmanuel Macron, formado por tres partidos de centro, perdió su mayoría al quedarse en 168 diputados, con una caída apreciable respecto a los 250 que tenía, pero mucho menos pronunciada de lo que vaticinaba la primera vuelta. La mayoría absoluta en la Asamblea Nacional está en 289 escaños, una cifra solo alcanzable con un pacto entre los dos bloques anteriores.

El tercer puesto fue para la ultraderechista Agrupación Nacional (RN), que partía como gran favorita tras su victoria en la primera vuelta y los pronósticos de los sondeos publicados hasta el viernes, pero que se quedó finalmente en 143 escaños. A pesar de esta fuerte decepción, el partido de Le Pen logra un resultado histórico, muy por encima de los 89 diputados de 2022, que ya supusieron un salto excepcional desde los 8 que tenían en 2017.

En el siguiente gráfico puedes comprobar a qué partido pertenecen los diputados dentro de cada coalición. Así se observa, por ejemplo, cómo La Francia Insumisa de Jean-Luc Mélenchon es la fuerza que más representantes aporta al Frente Popular, pero en cambio ha perdido escaños respecto a las legislativas de 2022. Por el contrario, gracias a esa alianza de toda la izquierda, los socialistas han experimentado un importante crecimiento en la Asamblea.

Pero hay otro dato clave: Agrupación Nacional sigue siendo la primera fuerza en votos y ha logrado su mejor resultado con el 37,1% de los apoyos, 3,8 puntos más que en la primera vuelta y más de 11 puntos por encima de sus rivales. 10.109.379 franceses votaron a RN el pasado domingo. El Frente Popular cosechó el 25,8% de los votos, 2,4 puntos menos que en la primera vuelta, y los macronistas de Ensamble recabaron el 24,5%, 3,3 puntos más.

Esta diferencia entre votos y escaños radica en el sistema electoral francés, por el que la fuerza más votada en cada una de las 577 circunscripciones se lleva el escaño. En el siguiente mapa interactivo puedes consultar quién fue el vencedor en cada circunscripción en la primera y en la segunda vuelta, que arrojaron dos mapas de Francia muy diferentes. En la primera dominó el color azul de Le Pen y en la segunda la silueta se troceó en tres grandes bloques.

Los Republicanos (LR), la derecha tradicional moderada, resistió el envite a pesar de algunas deserciones hacia Agrupación Nacional y logra 45 diputados, a los que podría añadir otros 15 independientes de derechas. Con la mayor participación en varias décadas (66,63%), el imprevisto mapa político anticipa una Asamblea Nacional enormemente dividida y sin mayorías claras, por lo que la gobernabilidad de Francia entra en una fase muy incierta, más aún en un país sin tradición de coaliciones ni alianzas.

Suscríbete para seguir leyendo