Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cerco legal al expresidente de EEUU

Huellas y fotos pero no esposas: las inéditas imágenes que dejará la imputación de Trump

El magnate se ha convertido en el primer exmandatario al que un gran jurado ha imputado penalmente en la historia del país

Donald Trump. Reuters

Donald Trump ha hecho historia con muchas cosas, incluyendo ser el primer presidente de Estados Unidos sometido a dos procesos de 'impeachment', juicios políticos que superó gracias al respaldo de la mayoría del Partido Republicano en el Senado. Ahora, se ha convertido en el primer exmandatario al que un gran jurado ha imputado penalmente en la historia del país, y en un ambiente de tensión disparada, se abre un abanico de escenarios que dejarán sin duda imágenes inéditas. Este es el proceso.

El proceso que le espera a Donald Trump.

El proceso que le espera a Donald Trump.

El gran jurado

El gran jurado ha votado este jueves imputar cargos penales contra Trump por los pagos por 130.000 dólares que en octubre de 2016 realizó, a través de su entonces abogado personal Michael Cohen, para silenciar antes de las elecciones presidenciales a Stormy Daniels, la estrella porno que asegura que mantuvo una relación sexual con Trump (extremo que él niega). Ese panel, de 23 miembros, es ante el que la fiscalía de distrito de Manhattan que dirige el demócrata Alvin Bragg ha presentado sus pruebas y testigos en este caso.

Tras la votación a favor de la imputación ( en la que solo era necesario que estuvieran presentes 16 miembros del gran jurado y que aprobaran 12) la fiscalía preparó el pliego de cargos, y el portavoz lo firmó. Aunque permanece sellado, fuentes citadas por medios estadounidenses aseguran que tiene al menos entre dos docenas y más de 30 cargos, según CNN por fraude de documentos.

La fiscalía confirmó en un comunicado la imputación, que habían adelantado los medios, y anunció que ya había contactado al equipo legal del expresidente para "coordinar la entrega". Según 'Politico' Bragg quería que esta fuera el mismo viernes, pero el equipo legal del presidente se negó alegando que el Servicio Secreto, que se encarga de la seguridad del presidente, necesita más tiempo.

La entrega el martes

Trump recibió la noticia en su residencia de Mar-a Lago, en Florida. Inmediatamente tras la imputación, que pilló por sorpresa tanto al expresidente como a su equipo, empezó la negociación sobre la entrega en Nueva York. Y tanto Joe Tacopina, uno de sus abogados, como Susan Necheles, otra de sus letradas, han explicado que se planea que se produzca el martes.

Fichado

Una vez que Trump vuelve de Palm Beach a Nueva York se desplazará al bajo Manhattan. No se sabe si entrará en las instalaciones judiciales a la vista del público o por algún túnel que oculte la imagen de su llegada. Una vez allí será fichado. Es un proceso a puerta cerrada que incluye papeleos de trámite, la toma de huellas dactilares y de fotografías. En ese momento se lee también el llamado “Miranda warning”, que recuerda a la persona en custodia que tiene derecho a mantener silencio, que cualquier cosa que diga puede ser utilizada en su contra en un tribunal, que tiene derecho a un abogado y que se le facilitará uno de oficio si no se puede pagar uno privado.

En circunstancias normales, muchos imputados e ese momento son esposados y trasladados ante el juez en un "perp walk", escoltado por agentes uniformados. Pero Tacopina, el abogado de Trump, ha asegurado en declaraciones a la cadena ABC que "el presidente no será esposado". Y no está claro que ese "paseíllo" se vaya a realizar ante las cámaras.

Trump comparecerá entonces ante el juez para la presentación de cargos, el momento en que se deben conocer públicamente. Presidirá ese procedimiento el juez Juan Manuel Merchan, que ya presidió el juicio en que un jurado declaró culpable de fraude fiscal a dos entidades de la Organización Trump y en enero impuso una multa de 1,6 millones de dólares a la empresa. Era un caso penal en el que también se declaró culpable el consejero financiero, Allen Weisselberg, y que dirigió también la fiscalía de Bragg. "El juez me odia", ha dicho Trump.

Tacopina ha explicado en ABC también que Trump "se declarará inocente" y que inmediatamente empezarán a presentar "mociones".

Trump quedará entonces convocado para la siguiente vista. En su caso de Trump, y dada la naturaleza de los posibles cargos, que no son violentos, la fiscalía neoyorquina no podrá pedir que se imponga una fianza.

Como expresidente Trump estará acompañado en todo momento por agentes del servicio secreto, además de por otros agentes del orden como los estatales que trabajan en el tribunal y la policía de Nueva York.

Con la planeada entrega voluntaria se alejan fantasmas de que pudiera resistirse al arresto. En ese supuesto las autoridades neoyorquinas habrían tenido que dictar una orden de extradición desde Florida. Y eso daba una curiosa vuelta de tuerca política al caso, porque la extradición tendría que firmarla el gobernador Ron DeSantis, que no ha declarado su candidatura a la nominación presidencial republicana para 2024 pero se considera el potencial mayor rival de Trump en esa carrera. Aunque DeSantis dijo el jueves tras conocerse la imputación que no asistiría en la extradición, habría tenido pocos recursos legales para evitar firmar la orden.

Compartir el artículo

stats