La repatriación de los gallegos Baiuca desde Sudán se demorará hasta el viernes

Harían escala en Estambul

Protestas en las calles de Jartum tras tras el golpe de Estado

Protestas en las calles de Jartum tras tras el golpe de Estado / Efe

Sudán recorría desde hacía dos años el camino de la transición democrática, pero esa vía se cerró de forma abrupta este lunes, cuando los militares dieron un golpe de Estado. Quiso la casualidad que ese hecho se produjese cuatro horas después de que los cinco integrantes del proyecto del músico gallego Baiuca aterrizasen en Jartum, la capital del país. La banda iba a actuar este martes en el festival de músicas del mundo Sama, que se llevaba celebrando con normalidad a lo largo de todo mes del octubre con presencia de numerosos grupos europeos. También tenía previsto un encuentro con músicos sudaneses para compartir sus visiones y, tal vez, crear algunas canciones.

Sin embargo, esos planes se han visto truncados por la asonada. "La embajada de España está en contacto con este grupo de música, así como con su representante, al objeto de prestarles la oportuna asistencia consular dadas las circunstancias actuales en el país", se limitar a indicar fuentes oficiales del Ministerio de Exteriores. La situación, en cualquier caso, es complicada y la repatriación de los cinco afectados, que se encuentran en la residencia de la legación diplomática, se demorará varios días. Su vuelo de vuelta a España estaba previsto para este mismo miércoles, pero los aeropuertos y puertos permanecen cerrados y no hay trayectos comerciales.

Exteriores no ha informado por el momento de una posible repatriación para ciudadanos españoles, pero el manager del grupo, Alan Queipo, ha dicho a Efe que el "plan oficial" es que los integrantes de la banda puedan regresar a España el viernes por la noche, tras el anuncio del propio aeropuerto de Jartum, que abrirá con toda probabilidad ese día de nuevo el aeropuerto para vuelos comerciales. Harían escala en Estambul.

Alex Guillán, creador de Baiuca, proyecto unipersonal de folk y electrónica; la cantareira Andrea Montero, el percusionista Xosé Lois Romero, el encargado de la parte audiovisual Adrián Canoura y el técnico de sonido Alfonso García están actualmente alojados en la residencia de la embajada y según Queipo "se encuentran bien", "protegidos" y "acompañados" por la policía las 24 horas.

"Ayer pudieron hablar desde sus teléfonos con los familiares. Tuvieron un rato internet porque sí que está volviendo la línea en algunos lugares. Ya de por sí en Sudán, en situaciones normales, la línea es mala, depende de la compañía y de la red que esté en determinada zona", explica el mánager de la banda, que añade que ese contacto ha ayudado a "tranquilizar" a los familiares.

En todo caso, insiste en que desde España están en contacto en todo momento con el embajador de España en Sudán y que para la embajada "es una prioridad absoluta" que puedan volar "cuanto antes" y salir de allí. Según Queipo, debido a que la participación de la banda en el festival fue contratada por la embajada, para ellos es "una prioridad" que puedan regresar.

El manager asegura que las comunicaciones con el embajador son fluidas, al igual que con el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

"Ellos están súper tranquilos", insiste el mánager de la banda, que además asegura que están "en el sitio más seguro que pueden estar", "la residencia en una embajada europea, que además está relativamente alejada de los focos de las barricadas".

Protestas en las calles

Diez personas murieron y 140 resultaron heridas durante las protestas del lunes contra el golpe de Estado dado por los militares en Sudán, aseguró este martes la Asociación de Profesionales, que lideró las manifestaciones que llevaron en 2019 al derrocamiento del dictador Omar al Bashir.

Las víctimas mortales fueron alcanzadas por disparos provenientes del Ejército de las Fuerzas de Apoyo Rápido, una antigua milicia acusada de crímenes contra la humanidad en Darfur y ahora reconvertida en cuerpo militar regular, indicó en un comunicado esta agrupación.

Además, el primer ministro, Abdalá Hamdok, ha regresado esta martes a su domicilio en Jartum bajo "un fuerte despliegue militar", después de haber permanecido en las últimas horas como "invitado" en la casa de Abdelfatá al Burhan, el líder del golpe de Estado perpetrado este lunes.

El primer ministro fue detenido el lunes después de negarse a apoyar la asonada y después de que su vivienda fuera rodeada por militares, tras lo que el Gobierno denunció su "secuestro" y desveló que Hamdok había pedido a la población "ocupar las calles" para "defender la revolución".

Junto a Hamdok fueron apresados otros tantos ministros y dirigentes del panorama político sudanés. Respecto a estos, la Oficina del primer ministro ha denunciado que "siguen detenidos en lugares desconocidos".