Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis sanitaria global

Vacuna Abdala: el éxito de Cuba contra el covid

La fórmula, eficaz en un 92'2% en tres dosis, lleva el nombre de un poema del héroe nacional José Martí

Un hombre recibe la vacuna cubana contra el coronavirus.

Un hombre recibe la vacuna cubana contra el coronavirus.

La televisión estatal cubana suele tener un tono soporífero. Durante la noche del lunes, a la hora del programa Mesa Redonda, el derroche de consignas cedió sin embargo su paso a la explicación científica para anunciar el mayor logro político del Gobierno en años: la vacuna Abdala, desarrollada por el Centro de Ingeniería y Biotecnología (CIGB), ha mostrado una eficacia del 92,2% contra el covid en tres dosis durante la tercera fase de ensayos. Abdala lleva su nombre por un poema de José Martí, el héroe nacional -"El amor, madre, a la patria/ No es el amor ridículo a la tierra/ Ni a la yerba que pisan nuestras plantas/ Es el odio invencible a quien la oprime"-. Se trata de una de las cinco fórmulas contra el covid que se desarrolla en la mayor de las Antillas. Soberana 02, diseñada por el Instituto Finlay, tiene por su parte, una eficacia del 62%, sin contar con la aplicación de una tercera dosis. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha fijado un umbral de eficacia del 50% para para aprobar un inmunizante capaz de hacer frente a los efectos de la pandemia.

Cuba ha tenido casi 170.000 casos positivos de covid y 1.170 muertes. La crisis sanitaria, con sus derivaciones económicas y políticas, no ha detenido el trabajo científico que suele funcionar como una realidad paralela, en medio de la escasez, y otras privaciones. "Un país pobre y pequeño ha estremecido al mundo", dijo el Primer Secretario del Partido Comunista (PCC), Miguel Díaz-Canel Bermúdez, durante un encuentro con en un encuentro con las investigadoras e investigadores del CIGB.

Conflicto político

"Estamos bajo la emoción de los resultados que ustedes han logrado y de la proeza que ha hecho este país. Una pequeña isla bloqueada, a la que le han tirado a matar, pero estamos vivos", añadió el también presidente. Sectores de la oposición, dentro y fuera de Cuba, desconfiaron del anuncio oficial. La validación de las vacunas no podrá sustraerse al conflicto político.

Díaz Canel, quien hace pocas semanas reemplazó a Raúl Castro al frente del PCC, aprovechó las circunstancias para recordar el papel de su mentor y Fidel Castro, fallecido en 2016, en el desarrollo biotecnológico. "Fidel, con esa confianza tremenda que tenía, un día dijo que este era un gran centro que iba a tener grandes resultados científicos. Y este es un gran resultado científico, con el que ustedes han demostrado la grandeza de este centro y la fidelidad a ese pensamiento", aseguró.

Las autoridades cubanas se abstuvieron de sumarse al mecanismo Covax por el cual una cantidad de países en vías de desarrollo recibe vacunas que tienen el visto bueno de la OMS. Díaz Canel acaba de publicitar su extensa conversación con el presidente ruso, Vladimir Putin. La conversación giró alrededor de la conmemoración del 80 aniversario de la llamada Gran Guerra Patria contra el nazismo. La alianza con Moscú no ha contemplado la provisión de la vacuna Sputnik V. Lo mismo ha sucedido con China, el otro gran socio de La Habana: la empatía no ha incluido el negocio farmacéutico. El PCC ha apostado a la elaboración de inmunizantes propios.

El mercado latinoamericano

Marta Ayala Ávila, directora general del CIGB, señaló que los ensayos clínicos de esa vacuna involucraron a 48.000 voluntarios en la capital, Santiago de Cuba, Bayamo y Guantánamo. Abdala, informó, no solo responde muy bien frente a la cepa original del covid sino a sus mutaciones.

A través de las vacunas, la isla busca recuperar su protagonismo regional y hacer pie en un mercado de las vacunas como el latinoamericano que ya es un campo de batalla entre los laboratorios de Estados Unidos, Rusia, China e Inglaterra. Díaz Canel lo explicó a su manera. "Nosotros somos de los pocos que teniendo las vacunas para resolver los problemas de Cuba estamos pensando en cómo, con esas mismas vacunas, podemos resolver los problemas de millones en el mundo, y sobre todo de los millones que tienen menos y viven hoy en una incertidumbre tremenda provocada por la enfermedad". El ministro de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca Díaz, ofreció hace unos días una explicación más pragmática y a la vez urgente: "Si no exportamos no tenemos recursos para importar".

Compartir el artículo

stats