Estados Unidos

La familia de Floyd lamenta que se busque acabar con la reputación de la víctima

La defensa puso sobre la mesa otras posibles causas de la muerte y habló de una enfermedad cardíaca subyacente, el uso de fentanilo y "la adrenalina"

Defensores de George Floyd, a las puertas del tribunal donde se celebra el juicio

Defensores de George Floyd, a las puertas del tribunal donde se celebra el juicio / Reuters

EFE

Uno de los hermanos de George Floyd, Philonise Floyd, criticó este martes que el equipo de defensa legal del exagente de policía Derek Chauvin, acusado de matar a Floyd, esté "tratando de asesinar la reputación" del afroamericano.

"(Chauvin) está luchando por su vida, al igual que yo estoy luchando por la vida de mi hermano. Hemos visto el video, tenemos hechos. Ellos están tratando de asesinar su reputación. Cuando no tienes hechos, eso es lo que tienes que hacer", dijo Floyd a la cadena de televisión CNN el día después de la primera jornada de deliberaciones orales del juicio, que se celebra en Mineápolis (Minesota, EE.UU.).

A pesar de que el momento exacto en el que falleció Floyd, con Chauvin presionando su cuello con la rodilla, fue grabado, la defensa del exagente puso sobre la mesa otras posibles causas de la muerte, y habló de la combinación de una enfermedad cardíaca subyacente, el uso de fentanilo y "la adrenalina que fluía por su cuerpo" en el momento de su deceso.

Preguntado por cómo se sintió durante el primer día del juicio a Chauvin, el hermano de Floyd aseguró que fue como una "montaña rusa emocional" y dijo que hasta este lunes no sabía que el exagente había puesto su rodilla sobre el cuello de Floyd durante 9 minutos y 29 segundos, en vez de los 8 minutos y 46 segundos que se habían hecho populares. "El video, cada vez que lo veo, solo escucho ocho minutos y 46 segundos. Nunca trato de ver el video completo. No es algo que quieras ver: tu hermano fue torturado y gritó y preguntó por nuestra mamá y dijo: 'Dile a mis hijos que los amo', 'No puedo respirar'", comentó Philonise.

Durante la jornada inaugural de este lunes, uno de los fiscales, Jerry W. Blackwell, se dirigió a los 12 miembros del jurado y anunció que su objetivo es demostrar que Chauvin es "de todo menos inocente" y que debe ser condenado por el presunto asesinato el 25 de mayo de 2020 de Floyd.

El ahora expolicía está acusado de los cargos de asesinato en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel; asesinato en tercer grado, con una condena máxima de 25 años; y homicidio en segundo grado, que acarrea hasta 10 años de privación de libertad. El proceso contra Chauvin ha atraído una gran expectación mediática ya que la muerte de Floyd provocó el estallido de masivas protestas raciales a lo largo y ancho de Estados Unidos que pusieron contra las cuerdas al Gobierno de Donald Trump.

"Llamé a la Policía para denunciar a policías"

Uno de los testigos de la muerte de George Floyd en mayo de 2020, Donald Williams, explicó este martes en el juzgado que llamó al número de emergencias de la policía para denunciar a los agentes implicados en el incidente porque creyó que estaba siendo "testigo de un asesinato".

"Llamé a la Policía para denunciar a policías. (...) Porque creo que fui testigo de un asesinato y sentí la necesidad de llamar a la Policía", dijo Williams al ser preguntado por el fiscal de Minesota (EEUU), Matthew Frank, en el arranque de la segunda jornada del juicio contra Derek Chauvin, el expolicía acusado de terminar con la vida del afroamericano George Floyd. Williams está considerado "testigo crucial" por varios expertos al ser uno de los que presenció el episodio y por haber sido profesional en artes marciales mixtas (MMA) y agente de seguridad.

Según explicó, trató de hablar con los policías presentes en la escena y les pidió que pararan, cuando vio como el expolicía Derek Chauvin presionaba su rodilla sobre el cuello de Floyd, pero como no le hicieron caso -no logró, dijo "ninguna conexión humana" con ellos- por lo que llamó al número de emergencias 911. En esa llamada, que fue reproducida en el juicio, se puede escuchar a Williams diciéndole al operador del número 911 que un oficial de la policía estaba "tratando de matar a un ciudadano" frente a la tienda Cup Foods, en la esquina en la que Floyd pereció.

"Tuvo su rodilla en el cuello del tipo todo el tiempo", insistió Williams, que aseguró que Floyd "dejó de respirar". "No sé con certeza si está muerto. Pero no respondió cuando la ambulancia vino a buscarlo", agregó. Durante la reproducción de la llamada, Williams se emocionó en el estrado y se secó los ojos con un pañuelo de papel.

El testigo de Williams fue el primero que hizo crecer la tensión dentro de la sala entre la fiscalía y la defensa de Chauvin y el juez tuvo que parar momentáneamente la audiencia en dos ocasiones y hablar con los abogados sin que el jurado ni los telespectadores pudieran oír la conversación.